En Brooklyn, distrito de la ciudad de Nueva York, destaca una cafetería que aromatiza sus alrededores con café que viene de todas partes del Ecuador.

Se trata de Zaruma Gold Coffee, que ubicado en el barrio de Dumbo, a pocos minutos del icónico Puente de Brooklyn, ofrece a sus comensales sánduches, postres, dulces, bebidas y café de especialidad de las cuatro regiones del Ecuador.

Su fundadora, Diana Aguilar, dice que al ser oriunda de Zaruma esto del café “lo lleva en la sangre”, tanto por su tierra y porque su padre se dedicó a esta industria durante muchos años. A pesar de haberse graduado como profesora en la especialidad de Química y Biología, nunca ejerció esta carrera porque siempre se inclinó por los negocios.

A los 18 años, en su ciudad natal puso un videoclub, un local de películas de renta de cintas Betamax y VHS, que con el pasar del tiempo fue convirtiéndose en un bazar al incluir artículos variados. Luego pudo conseguir una tienda más grande, donde puso una juguetería.

Publicidad

Sin embargo, ciertos eventos cambiaron de rumbo sus planes. “Viví todas las crisis en Ecuador. La guerra del Cenepa, los altos intereses, las crisis políticas, el feriado bancario (...), fue una época muy dura para todos los que teníamos negocios”, recuerda.

Diana Aguilar mostrando un par de fundas de café en grano y molido de su marca Zaruma Gold Mountain. Foto: Cortesía

De allí decidió viajar a Estados Unidos como comerciante. “Allá logré establecer una pequeña distribución al por mayor y tuve alrededor de unas 30 tiendas a las que yo les vendía ropa de niño”, comenta Aguilar. Ella aprovechaba esos momentos y regalaba café, que traía de Ecuador, a sus clientes.

“Siempre decían: ‘Ahí viene la señora colombiana con el café', pero no, era café ecuatoriano. No había esa tradición de conocer a nuestro país como uno cafetero”, asevera, recordando una curiosa anécdota.

Señala que eventos como la caída de las Torres Gemelas (2001) y efectos generados por la crisis inmobiliaria, además del incremento de exportación de prendas chinas al mercado estadounidense durante esa época, afectaron a su negocio de ropa. Pero esto solo significó una nueva oportunidad para ella.

“Vi que a todo el mundo le gustaba (el café) y dije pues yo tengo que dedicarme a esto (...), tenía que buscar un producto que lo pueda hacer en Ecuador, que lo pueda hacer yo. Era el café”, confiesa.

Motivada a aportar al crecimiento de la industria cafetalera de su lugar natal, que se había debilitado por la vulnerabilidad de los precios del café y por el cambio de actividades en varias familias del cantón, formó con sus hijos la empresa Zarucoffee en 2007 en Ecuador. En su fábrica ubicada en Zaruma elaboran dos marcas de café, uno natural y el otro de especialidad: El Zarumeñito y Zaruma Gold Mountain.

Publicidad

Diana Aguilar junto a sus hijos Patricia, Javier, Diana y Christian Romero Aguilar, en su local Zaruma Gold Coffee. Foto: Cortesía

Haciéndose conocer a través de ferias, poco a poco se afianzaron primero en el mercado local, logrando posicionar a El Zarumeñito en las perchas de los supermercados a nivel nacional.

Diana Aguilar señala que con la marca de Zaruma Gold Mountain, destinada a exportación, tuvo ciertos inconvenientes al principio. Indica que en esa época el café de especialidad de origen era algo nuevo y novedoso, y que el producto de Ecuador no tenía mucha confianza en esta área, además de que el costo era un poco más alto en comparación con el café de otros países. Sin embargo, esto no la detuvo.

Se asesoró con personas especializadas del medio, asistió a grandes eventos cafeteros en Miami y Toronto, y produjeron nuevas variaciones del café, con lo que pudieron sacar la marca a flote, siendo incluso adquiridas por otras cafeterías en Estados Unidos para su venta. Actualmente venden Zaruma Gold Mountain a través de su propio e-commerce y por Amazon.

Gran apertura de Zaruma Gold Coffee

Imagen de la gran apertura del local de Zaruma Gold Coffee, en el barrio de Dumbo en Brooklyn, Nueva York. Foto: Cortesía

Zaruma Gold Coffee abrió por primera vez en marzo del 2021 y su gran apertura la tuvo el 7 de mayo, durante la semana del Día de la Madre. “Tuvimos la bendición y la suerte de que nos ofrecieron que nosotros tomemos una cafetería que estaba establecida”, comenta Aguilar.

Los planes de tener una cafetería se remontan desde principios del 2020. Sin embargo, llegó la pandemia y todo tuvo que posponerse debido a la cuarentena, a las oficinas cerradas y el declive del turismo. Llegó el 2021 y las cosas regresaron paulatinamente a la normalidad en Brooklyn, ya con la campaña de vacunación, y se animaron a continuar con su proyecto.

“Ha sido una sorpresa para nosotros ver la aceptación de nuestra comunidad; cómo nuestros seguidores han compartido las publicaciones y nos escriben de aquí mismo, de otros estados y desde Ecuador”, expresa felizmente.

En una de sus publicaciones de su cuenta de Instagram, el local se describe como “un espacio abierto para charlas de arte, exposiciones de arte y en general, para brindar a los artistas un espacio relajado, donde podrán exponer su trabajo y disfrutar de un café ecuatoriano exótico de origen”. Por ejemplo, el 14 de mayo tuvo una exhibición de obras de artistas locales de la escena de Brooklyn.

Tienen una sucursal en Sommerville, Massachusets, donde se venden los productos y se usa la marca de Zaruma Gold Coffee. La dueña de este local es ecuatoriana y Diana Aguilar señala que es su socia estratégica.

Café de las cuatro regiones de Ecuador

Imagen promocional del "Café de las Cuatro Regiones" de Zaruma Gold Mountain, que contiene café de especialidad cultivado en la Costa, Sierra, Amazonía y Galápagos. Foto: Cortesía

El producto emblema de la marca Zaruma Gold Coffee es el “Café de las Cuatro Regiones”, que son cuatro presentaciones de café de especialidad cultivados en las regiones de la Costa, Sierra, Amazonía y Galápagos.

El café cultivado en la Costa proviene de zonas montañosas de Zaruma, entre 1.200 y 1.700 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.). El café de la Sierra viene de la parroquia de Nanegal, Pichincha o de Vilcabamba, Loja. El café de la Amazonía es cultivado en áreas altas de Morona Santiago, mientras que el café de Galápagos viene de la isla San Cristóbal.

Cada café presenta una ficha en su empaque que indica de manera detallada su sabor, zona de origen, la finca donde fue cultivado, su altitud, a qué variedad pertenece el grano de café y cuál fue el método de procesamiento. Estas presentaciones son vendidas como café en grano o molido.

Además de esto, también vende café de tueste medio y de tueste medio oscuro de granos arábigos ecuatorianos. Asimismo, tienen en sus estantes empaques de frutos deshidratados (piña, uvillas, guineo) cubiertos de chocolate ecuatoriano, elaborado a partir de cacao fino de aroma. (I)