Portoviejo

La coordinación zonal 4 del Ministerio de Educación iniciará una investigación en torno a reclamos por parte de padres de familia de la Unidad Educativa Velasco Ibarra de la parroquia Convento del cantón Chone, al igual que a acciones que se habrían generado por una supuesta decisión de los representantes de no enviar a sus hijos a estudiar en la entidad asignada.

Los padres solicitan que se habilite la Unidad del Milenio José María Egas, que fue construida hace más de cinco años, porque consideran que ahí podrían educarse los más de 1.200 estudiantes de las unidades Velasco Ibarra y José María Egas (estructura anterior a la actual del milenio), pues en los predios de la actual escuela Velasco Ibarra no pueden educar a todos.

Sandra Alarcón, coordinadora zonal 4 del Ministerio de Educación, señaló que ante estos reclamos, y en el afán de que los estudiantes no sean perjudicados, se dispuso un plan de contingencia y que consistía en que se impartieran clases tanto en horario matutino como vespertino.

Publicidad

Dijo que el plantel inició sus clases el pasado lunes 9 de mayo con normalidad, pero que al día siguiente varias personas fueron hasta la Unidad de Milenio José María Egas y habrían violentado los candados en un predio que no ha sido recibido por el Ministerio de Educación, pues aún existen inconvenientes con la empresa constructora China Railways.

La indagación se basa en conocer si incluso en estos inconvenientes surgidos en la parroquia Convento estarían involucrados padres de familia y hasta profesores de los planteles, para así determinar responsabilidades en caso de que se confirmen presuntos actos indebidos.

Unidad educativa construida en 2016 aún no recibe estudiantes en Chone; padres piden a Ministerio de Educación que plantel entre en funcionamiento

“Nosotros tenemos una alerta, si se quiere, de que hay profesores involucrados en esto, precisamente para determinar responsabilidades es que se va a iniciar la investigación, porque hay algunos dirigentes, profesores, no sé, personas que han manifestado que no quieren tener una jornada vespertina porque están muy distantes de sus hogares y que ellos tendrían dificultades para acceder en la tarde hasta sus casas”, señaló Alarcón.

La funcionaria indicó que lo que se quiere evitar es que se interpongan otros intereses que no sea el de los estudiantes, y señaló que se debe hacer un esfuerzo por parte de todos.

Publicidad

“Se inauguró el año lectivo en las instalaciones de la Unidad Velasco Ibarra, porque ahí hay 40 aulas disponibles donde caben perfectamente los estudiantes en doble jornada, mediante un plan de contingencia que se estableció para que esta institución pueda comenzar sus clases con normalidad hasta que se resuelva el asunto legal con la compañía china”, indicó Alarcón.

Padres de familia de la Unidad Educativa Velasco Ibarra han decidido en algunos casos no enviar a estudiar a sus hijos hasta que se habilite la Unidad del Milenio José María Egas. (I)