Con los testimonios anticipados de dos exfuncionarias judiciales y con el reconocimiento de firma de Santiago Peñaherrera, director general del Consejo de la Judicatura (CJ), como acusador particular, es como cerraron los 90 días de una instrucción fiscal abierta por el delito de tráfico de influencias contra la exjueza de la Unidad Judicial de Violencia contra la Familia y Mujer de Quitumbe, María Belén Domínguez, quien resolvió una acción de protección relacionada al hoy exalcalde Jorge Yunda.

La destituida jueza de Pichincha fue investigada por supuestamente haberse aprovechado de su “cargo jerárquico superior” para ejercer “influencia e inducir al error a dos subordinadas” y así “cristalizar un sorteo atípico”.

Fiscalía sostiene que exjueza María Belén Domínguez fue parte de las irregularidades en el sorteo de causa relacionada con Jorge Yunda

El fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, presentó en audiencia de formulación de cargos, el 9 de noviembre pasado, más de 20 elementos para asegurar que Domínguez era la autora directa del delito analizado y que habría dispuesto, por medio de otras funcionarias judiciales, el ingreso de la acción constitucional presentada por Yunda al Complejo Judicial de Quitumbe, en el sur de Quito.

Santillán aseguró que la disposición de la jueza se hizo “con la consigna de que la causa debía recaer en ella”. Domínguez como jueza constitucional fue quien resolvió una acción de protección presentada por Jorge Yunda, con el fin de evitar que se lo remueva del cargo. Irregularidades ocurridas en el ingreso y sorteo de esa acción constitucional generaron el proceso penal.

Publicidad

Según la Fiscalía, por pedido de la procesada, la acción de garantía constitucional llegó a su despacho como un proceso de “violencia contra la mujer y la familia, mediante acto urgente”, logrando de esta forma que el expediente no se sortee entre los 331 jueces del Distrito Metropolitano de Quito, sino que las posibilidades se reduzcan a los cuatro de la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia del Complejo Judicial Sur de Quitumbe, donde laboraba Domínguez.

Dos versiones revelarían ‘interferencia’ de la exjueza María Belén Domínguez en el ingreso y sorteo de causa relacionada con Jorge Yunda

Dentro de la instrucción, la Fiscalía solicitó que se recepte el testimonio anticipado de Alexandra A. y Daniela A., entonces funcionarias judiciales sobre quienes la exjueza Domínguez habría ejercido influencia para inducirles a error.

Lo que procesalmente corresponde es que el fiscal Santillán dé a conocer del cierre de la etapa de instrucción fiscal al presidente de la Corte Provincial de Pichincha, Gustavo Osejo, y pida que se defina fecha y hora para la respectiva audiencia de evaluación y preparatoria de juicio en la que se emitirá la acusación fiscal.

El caso se desarrolla en la Corte Provincial por el fuero que mantiene Domínguez como jueza. La formulación de cargos fue conocida por Vladimir Jhaya, entonces presidente de la Corte de Pichincha, pero ahora el caso pasa a manos de Osejo, quien a inicios de año fue escogido como el nuevo titular del organismo provincial de justicia. (I)