La nube de ceniza proveniente del volcán Sangay se expandió y ha derivado en la caída de material en varias poblaciones de la Costa ecuatoriana, según reportes del Servicio de Gestión de Riesgos y del Instituto Geofísico.

Esta tarde, el paso de la ceniza hacia el noroccidente provocó el fenómeno en sectores de Mocache y Ventanas, en Los Ríos, indicó el Geofísico. Asimismo, la situación se replicó en El Empalme, Guayas.

Por problemas de visibilidad el aeropuerto José Joaquín de Olmedo suspendió operaciones; actividad se reanudó desde el mediodía

En las primeras horas de la mañana, varios sectores de Riobamba, Colta y Guamote, en Chimborazo, y en Guaranda, Chimbo, San Miguel, Las Naves, en Bolívar, resultaron afectados por la presencia del polvo, según informes del Instituto Geofísico y el Servicio de Gestión de Riesgos.

Esta mañana, el Servicio de Gestión de Riesgos detalló que el Geofísico registró una nube de ceniza que alcanzaba los 7 kilómetros sobre el nivel del cráter, habiendo una alta probabilidad de caída de polvo volcánico en zonas del oeste y noroeste del volcán, asentado en la provincia de Morona Santiago, en la Amazonía.

Publicidad

Las entidades recomendaron el uso de mascarillas, gafas y usar vestimenta que proteja la piel y cabeza para evitar malestares por la presencia de la ceniza.

Además, Gestión de Riesgos advirtió de la posible caída de material en poblados de Manabí.

“Debido a la erupción del volcán Sangay, Riesgos Ecuador nos ha reportado que existe el pronóstico de caída de ceniza en Manabí de acuerdo con la dirección del viento. La nube de ceniza llegaría a Chone, Manta y Bahía de Caráquez según la simulación”, declaró Juan Francisco Núñez, gobernador de Manabí.

El funcionario pidió a la ciudadanía que se informe por medios oficiales y que tomen las medidas preventivas en caso de que se presente la caída de ceniza volcánica. (I)