La construcción de una séptima variante del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) concluyó, con lo que la empresa pública Petroecuador retomó las operaciones de transporte de crudo desde la Amazonía hacia Esmeraldas.

Las actividades se reiniciaron este jueves 30 de diciembre, según informó el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, tras haber concluido la construcción de esta séptima variante del SOTE, de 26 pulgadas de diámetro y que está localizada en los últimos tramos en las faldas del volcán El Reventador, a una distancia de 400 metros de la zona de erosión lateral en el sector del río Piedra Fina.

Bombeo del SOTE se retomaría este 30 de diciembre; reactivación de Refinería sería el 4 de enero de 2022, informa EP Petroecuador

El ministro del ramo, Juan Carlos Bermeo, afirmó que los trabajos se realizaron dentro del cronograma establecido, lo que permitirá el restablecimiento del bombeo de crudo.

El pasado 10 de diciembre se paralizaron las actividades del sistema debido a la la erosión regresiva que se produce en el río Coca y sus afluentes (Quijos y Piedra Fina).

Publicidad

Con la operación del SOTE se retomarán también, aunque de forma paulatina, las actividades en los campos petroleros y en las refinerías de Esmeraldas y La Libertad (Santa Elena), que tomaría entre siete y diez días, para previamente verificar si deben realizarse trabajos de reacondicionamiento, indicó el ministerio en un comunicado divulgado el 30 de diciembre.

Por ejemplo, en la Refinería de Esmeraldas está previsto el arranque de las unidades este 1 de enero, luego de verificar el stock de crudo y su disponibilidad; en tanto que la estabilización del centro refinador se realizaría a partir del 4 de enero. (I)