Los gastos de alimentos, educación, salud, vestimenta, vivienda y turismo interno, que se podían deducir hasta por $ 14.000 para pagar menos impuesto a la renta, tendrán cambios con el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades anunciado por el Gobierno y que este viernes 24 de septiembre el presidente Guillermo Lasso entregará a la Asamblea Nacional para su debate.

Ese ajuste en las deducciones del impuesto a la renta que resultará en una mayor contribución se aplicará a quienes ganan más de $ 24.000 anuales -es decir, $ 2.000 al mes-, anunció el mandatario la noche de este jueves.

Para el Ejecutivo se trata de una muy pequeña minoría de ecuatorianos, que representa el 3,5 % de la Población Económicamente Activa (PEA).

“Este aporte será absolutamente progresivo y gradual. Se irá haciendo más grande y solidario conforme lo paguen quienes más ganan”, indicó Lasso.

Publicidad

El impuesto a la renta a personas naturales lo pagan quienes tienen una base imponible -que es el monto de ingresos menos deducciones- sobre los $ 11.212 al año ($ 934 mensuales), se aplica una tabla que va del 5 % al 35 %, a mayores ingresos más alta es la tarifa.

Estos son los cinco impuestos que Guillermo Lasso se comprometió a eliminar al llegar al Gobierno

Para saber a quiénes alcanzará ese ajuste tributario hay que revisar el formulario de proyección de gastos que se presenta cada año a la empresa empleadora o el anexo que se entrega al Servicio de Rentas Internas (SRI).

En esos documentos constan los ingresos que no están gravados con este impuesto: decimotercero y decimocuarto sueldos. El artículo 9 de la Ley de Régimen Tributario Interno establece entre las exenciones para ese pago al dinero que “perciban los beneficiarios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) por toda clase de prestaciones que otorga esta entidad”, esto es fondos de reserva, fondo de cesantía, pensiones de jubilación, montepío...

Ahí consta el total de ingresos anuales que se ha declarado en años anteriores.

El monto que paga la empresa mensualmente a su personal no siempre será el ingreso que se toma en cuenta para el pago del impuesto a la renta, pues la mayoría de trabajadores tiene mensualizados sus décimos y fondos de reserva.

De allí que se puede revisar el rol para saber la remuneración real, descontando esos beneficios mensualizados.

Publicidad

Estos son los montos que actualmente se pueden deducir para el pago del impuesto a la renta.

Sin embargo, falta que se difunda el contenido del proyecto de ley para conocer cuáles serán los ajustes, si se eliminarán algunos rubros para la deducción o se reducirán los montos que actualmente eran de hasta $ 3.643,90 por cada uno de ellos, con excepción de salud que se podía deducir el tope de $ 14.000.

En el reporte que sirvió para elaborar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el Gobierno anterior, el año pasado, se plantearon algunas propuestas en torno a la reforma tributaria y una de ellas era cobrar el impuesto a la renta también para los décimos tercero y cuarto, que ahora están exentos.

El 60 % de los ecuatorianos gana menos que el sueldo básico

El cambio tributario para los que más ganan ya se había adelantado días atrás. Primero se habló de que alcanzaría a los ciudadanos con un ingreso per capita de más de $ 1.000 mensuales, luego para los que tengan ingresos anuales de más de $ 25.000.

El ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, explicó el 8 de septiembre pasado, cuando anunció el acuerdo técnico con el Fondo Monetario, que el Ecuador es un país desigual y en el cual la pandemia afectó con mayor dureza a los deciles menos favorecidos.

Entonces mencionó la última encuesta de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu), que establece que en 2020...

  • El 60 % de la población gana menos de $ 300 per capita al mes. En Ecuador el sueldo básico es de $ 400.
  • El 88 % gana menos de $ 500.
  • Cerca del 96 % gana menos de $ 1.000. Esto significa que el 4 % de la población gana más de $ 1.000.
  • El 3,5 % de la PEA gana más de $ 2.000, indicó el mandatario al anunciar el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades.

El impuesto a la renta le significó al Estado $ 4.406 millones de ingresos en el 2020. Es el segundo tributo en importancia, después del impuesto al valor agregado (IVA). (I)