NOTICIAS

Publicidad

Resolución de Junta Monetaria revive compra voluntaria de bonos del Estado con encaje bancario

Desde el 2011 se permitía a los bancos adquirir 75 % del encaje en bonos, pero en enero del 2022 se cambió y bajó a 0 %. Ahora vuelve opción, pero en 20 %.

La Junta de Regulación de la Política Monetaria, adscrita al Banco Central, cambió las reglas de juego sobre el tema del encaje bancario. Foto: Archivo

Publicidad

Actualizado el 

Una resolución de la Junta de Regulación Política Monetaria genera polémica debido a que se estaría reviviendo la práctica de hace varios años de utilizar el encaje bancario para financiar al Gobierno a través de la inversión con bonos del Estado. Es que el 30 de junio pasado, la Junta emitió la Resolución JPRM-2023-013-M que establece que los bancos y cooperativas privados pueden tener hasta el 20 % de su encaje en bonos del Estado. Se trata de una inversión voluntaria.

La resolución que cambia el porcentaje de encaje y reservas de liquidez de las entidades de los sectores financieros público, privado y popular y solidario, firmada por la presidenta de la Junta, Tatiana Maribel Rodríguez Cerón, indica que “el 20 % podría componerse con instrumentos emitidos por el Ministerio de Economía y Finanzas (bonos)… Dichos valores deberán mantenerse en custodia del Banco Central del Ecuador”.

La decisión elimina la Resolución JPRM-2023-002-M del 20 de enero de 2022 que había a su vez suprimido la posibilidad de que la banca compre bonos del Estado a través del encaje y establecía que este rubro debía ser 100 % líquido. Antes de esa resolución de hace más de un año, la norma establecía que se podían comprar bonos hasta por un 75 % del encaje.

Publicidad

De acuerdo con Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, en la anterior resolución la totalidad debía estar depositada en el Banco Central en efectivo. Ahora se vuelve a permitir que se cumplan los porcentajes del encaje teniendo dinero en bonos del Estado. Explica que esta decisión “desnaturaliza el objetivo del encaje”. Considera un riesgo que exista esta disposición porque el encaje debe ser absolutamente líquido. “El encaje no es para ganar rendimientos altos, es para enfrentar retiros de depósitos en cualquier momento”, indica.

¿Quién gana con este cambio en el encaje bancario?

Para Acosta Burneo, el invertir en estos papeles sí puede resultar atractivo para la banca, pues obtienen un rendimiento de entre el 7 % y 8 %, mientras que el tener los recursos solo en el encaje no genera ningún rendimiento. Y considera que el Gobierno busca que parte de esos recursos del encaje vayan a financiar el gasto público.

Pero recuerda que la Ley de Defensa de la Dolarización, en 2021, prohibió que el Banco Central financie al Gobierno. Sin embargo, a su parecer la Junta Monetaria encontró la manera de darle la vuelta a esa prohibición. Y sostiene que en esta coyuntura, la banca por prudencia ha encajado un monto mayor al que le obliga la ley.

Publicidad

Efectivamente, la Asociación de Bancos Privados (Asobanca) informó que el encaje mínimo requerido por el Banco Central del Ecuador alcanza los $ 2.090 millones a junio de 2023. Sin embargo, existe un sobreencaje de $ 1.409 millones. Es decir, los bancos privados muestran un encaje de $ 3.499 millones, el equivalente al 8,3 %, esto es, 3,3 puntos porcentuales sobre el mínimo requerido de acuerdo con la normativa (5 %).

Asobanca: No es algo nuevo

Sobre la resolución de la Junta de Política y Regulación Monetaria, el presidente de Asobanca, Marco Rodríguez, comenta que no es algo nuevo. “Desde el 2011 hasta enero del 2022 las normas permitían que el encaje bancario pueda estar constituido con bonos del Estado hasta por el 75 % (norma de la anterior Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera n.º 273-2016-F del 22 de agosto de 2016)”. Explica, entonces, que con la resolución de junio de 2023 se redujo el monto de inversión a un 20 %.

Publicidad

Rodríguez sostiene que el encaje es una especie de ‘colchón’ de ahorro que permite a las instituciones financieras cubrirse de shocks en la economía y responder de forma inmediata ante eventuales demandas de dinero de sus clientes. Sin embargo, para Asobanca esta opción “es voluntaria, es decir, no es obligatoria para los bancos. Por ende, no restringe la posibilidad de que los bancos tengan el 100 % de recursos líquidos en el encaje”.

Así, algunos bancos han empezado a invertir en el tema. De acuerdo con Santiago Bayas, gerente del Banco Pichincha, el Gobierno ha dado la opción a los bancos de que parte del encaje pueda constituirse con títulos. Explica que como Banco Pichicha acaban de comprar una pequeña cantidad de bonos, tomando en cuenta que el Estado requería para prevenir el fenómeno de El Niño.

¿Qué porcentaje de los depósitos debe ir a encaje?

  • La nueva resolución de la Junta indica que los bancos con activos sobre los $ 1.000 millones deben construir un encaje equivalente al 5 % del total de los depósitos de los clientes.
  • En los bancos con menos de $ 1.000 millones de activos deben alcanzar un encaje equivalente al 4 % de sus depósitos actualmente y este debe llegar al 5 % hasta 2025, según la resolución de enero de 2022 de la Junta de Política y Regulación Monetaria.
  • Respecto a las cooperativas, este requerimiento legal comenzó a regir desde 2022. Por ejemplo, las cooperativas del segmento 1 tienen un cronograma para que el encaje alcance el 4,5 % en 2025, pero este requerimiento no se iguala a los bancos (5 %).

Seguro de depósito es otra garantía que tienen clientes

De acuerdo con Asobanca, es importante mencionar que, además del encaje bancario, existe otro mecanismo de garantía para los clientes, que es el seguro de depósitos. El seguro de depósitos cubre hasta $ 32.000 de cualquier tipo de depósitos que mantienen los clientes en los bancos privados. Actualmente, el seguro de depósitos alcanza un patrimonio de $ 2.621 millones a junio de 2023, valor que cubre al 99 % de los clientes que tienen una cuenta en los bancos privados del país.

Banca pública puede invertir 75 % de encaje en bonos

Las resoluciones tanto de enero del 2022 como la de junio del 2023 indican también que la banca pública podrá invertir hasta 75 % de su encaje en bonos del Estado. Sobre este tema, el analista Alberto Acosta Burneo dice que, a su parecer, lo más delicado es el tema con la banca privada. En cuando a la banca pública, al final del día, el Estado debe responder por esos bancos y no captan tanto del público, aunque sin duda considera que se ven comprometidos sus recursos. (I)

Publicidad


Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad