Por segundo día consecutivo, representantes del sector productor bananero se reunieron con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), específicamente con las nuevas autoridades de la Dirección de Posicionamiento de Musáceas, para dar inicio a la agenda de trabajo que acordaron el lunes pasado con el nuevo ministro, Bernardo Manzano, durante una reunión en Guayaquil.

En esa línea, este martes, pese a que se dijo el lunes que se estudiará la factibilidad de la creación de un fideicomiso para iniciar la compra de racimos de banano a los pequeños productores, no se tocó ese tema y la reunión se enfocó en la revisión de los contratos de exportación.

Sin acuerdos concretos, pero con cambio de autoridades, terminó reunión entre bananeros y el ministro Bernardo Manzano

Esto, porque una de las reiteradas quejas del sector productor es que no se les paga el precio oficial de la caja de la fruta, que es de $ 6,25, por lo que indican que buena parte de la fruta que se exporta a los mercados internacionales sale con irregularidades en la documentación.

Esta revisión al Sistema de Control Unibanano, fue anunciada por Manzano el lunes “para ir ordenando la casa desde adentro”. “Cualquier política que se diseñe debe incluir a las personas y tener el control sobre las herramientas tecnológicas que vayamos a utilizar, como en este caso el software de control bananero”, dijo el Ministro.

Publicidad

Por su partes, Kurt Serrano, productor de El Oro y miembro de la Federación Nacional de Productores de Banano del Ecuador (Fenabe), aseguró que encontraron varias irregularidades en los contratos revisados.

“Ellos (los exportadores) tienen acceso al sistema y ellos manejan y cotejan la información que les interesa y la autoridad no sabe nada. La autoridad está de adorno”, lamentó Serrano, quien aseguró que el software “está realmente amañado y no transparenta los reglamentos y las leyes“.

“Deben confirmarse los planes de embarque falsos que siempre utilizan, la falta de contratos, la falta de cauciones, la falta del PSM (precio mínimo de sustentación), en fin, la serie de violaciones que un sector de la cadena comercial del banano las hacía por creerse ellos (los exportadores) los dueños del negocio”, advirtió Franklin Torres, presidente (e) de la Fenabe.

Empresas de Ecuador siguen enfrentando incoherencias políticas en medio de sectores económicos que exigen un desigual proteccionismo

Del otro lado de la cadena, Richard Salazar, Director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), reveló que también han solicitado un cambio del software al reconocer que el sistema presenta “muchas debilidades”, como demoras e intermitencias con relación a la entrega de información, planes de embarques y otros.

Publicidad

Con relación a los contratos, el dirigente reconoció que los exportadores ingresan los contratos pero por la falta de personal no es tan ágil y también presenta falencias, sin embargo, señaló que si de existir irregularidades quien debe investigar es el Ministerio y no los productores, “porque ellos no son autoridad para controlar”.

“Mal haríamos nosotros como sector exportador ir a auditar lo que haga o no haga el Ministerio de Agricultura y tampoco los productores. En transparencia, en el peor de los casos, te pido una auditoría en la Contraloría, pero el Ministerio es el ente rector, ni los productores ni los exportadores pueden ir a controlar”, manifestó Salazar, quien ratificó que se necesita una reforma integral a la Ley del Banano, justamente por este tipo de situaciones.

Agregó que hay mercados que son spot (sin contrato), en los cuales no se aplican las normativas y en los que hay que adaptarse. “Siempre he dicho que la misma ley es la culpable de la pérdida de competitividad y de todas estas situaciones que se van presentando”, indicó el vocero de Acorbanec.

Por su parte, José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (Aebe), aseguró que solo la autoridad tiene acceso al sistema Unibanano y que también han presionado por la actualización del sistema y que para mayor transparencia sea manejado a través del RUC conectado con el Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Servicio Nacional de Aduanas (Senae).

Publicidad

“Nosotros somos los primeros en abogar por la transparencia del sector bananero, tiene que unificarse ese sistema con las demás instituciones, conectar el RUC con los códigos de los productores con la información de la parte de la exportación y tener un sistema más transparente”, sostuvo Hidalgo, quien reveló que en base al pedido de su sector se ha avanzado con GIZ (Agencia Alemana para la Cooperación Internacional), desde principios de este año para la actualización del sistema.

Este proceso, según entiende Hidalgo, está avanzado e insiste en que el MAG dé continuidad a este proceso con el fin de transparentar el sector. Adelantó que esta consultoría llevará a una segunda etapa en la que tienen que entrar GIZ con la propuesta de la actualización del sistema.

Mientras, Torres indicó que el tema del fideicomiso se trataría en el transcurso de esta semana. Con esta figura legal el Estado dispondría de recursos por cerca de $ 3,5 millones, provenientes de las multas por las nuevas siembras de banano a nivel nacional y que están en las arcas del Ministerio de Economía y Finanzas. (I)