La inflación de junio se ubicó en 0,65 %, un indicador que es el más alto de los registrados en ese mismo mes desde el 2013 y que obedece al alza de precios de varios productos que tuvieron problemas durante el paro nacional que vivió el país del 13 al 30 de junio de 2022.

Los alimentos y bebidas no alcohólicas y las comidas preparadas que se incluyen en el rubro de restaurantes son dos de los segmentos que más influyeron en el alza generalizada de precios, y se suman a la división de transporte y gasolina que permanece entre los productos que más subieron, de acuerdo con el reporte mensual del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Así, los alimentos que más subieron en junio fueron:

  • Leche líquida pasteurizada
  • Aceite vegetal
  • Pan corriente
  • Zanahoria amarilla
  • Cebolla paiteña
  • Pollo entero
  • Carne de res sin hueso
  • Pimiento
  • Tomate riñón
  • Queso fresco

En el rubro restaurantes y hoteles:

Publicidad

  • Almuerzo popular
  • Comida tradicional preparada
  • Alojamiento en hoteles
  • Platos preparados
  • Comida rápida
  • Postres preparados

Y los productos con mayor incidencia en la inflación de junio en el rubro de transporte fueron:

  • Gasolina alto octanaje
  • Viaje en avión
  • Motocicleta
  • Transporte interurbano
  • Aceite lubricante
  • Cambio, alineación y balanceo de neumáticos
  • Servicio de wincha
  • Amortiguadores

La inflación anual de precios de junio alcanzó 4,23 %. Mientras tanto, el costo de la canasta familiar básica se ubicó en $ 751,04, esto representa un aumento de 2,16 % en referencia al mes anterior. (I)