Tras los 18 días de paro, los sectores productivos retoman sus operaciones de producción, algunos están reprogramando sus rutas aéreas y marítimas que implica recargos y multas, pero el 85 % de los productos que se quedaron retenidos en los días de paralización eran perecibles y “esa fue la carga que no se pudo colocar”, indica Xavier Rosero, vicepresidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Al terminar el paro el pasado jueves los envíos comenzaron a normalizarse, dice Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), después de no poder exportar 1.700 contenedores debido al cierre de vías y falta de material de empaque en las fincas.

“Nuestros proveedores ya pudieron enviar materiales de empaque a las fincas de productores, los transportistas circulan sin inconvenientes aún y los diferentes puertos trabajan sin problema”, indica Salazar.

Se terminó el paro, pero los productores bananeros de El Oro continúan con sus medidas de hecho en contra del Gobierno

El dirigente comentó que en los 18 días que duró el paro se tuvieron que suspender cortes programados de la fruta porque los contenedores no podían llegar a las fincas, tampoco había materiales de empaque e insumos para la producción y exportación.

Publicidad

“El personal de muchas fincas, sobre todo en el norte de Los Ríos, La Maná en Cotopaxi, El Triunfo, La Troncal y en El Oro, no pudo ingresar a las fincas, y las fincas que sí procesaron y enviaron la producción a los puertos muchos contenedores se quedaron atrapados en las vías, y los que pasaron llegaron tarde a los puertos y las naves ya habían zarpado, generando que ese contenedor se quede hasta la siguiente semana y con costos de conexión; pero lo más grave es que se incumplió con el cliente del exterior y se asumió el pago de falsos fletes”, lamentó el vocero de Acorbanec.

Por su parte, Eduardo Manrique, presidente de la Asociación Exportadores de Plátano (Asoexpla), también indicó que las exportaciones se normalizaron desde el viernes pasado y salieron contenedores a sus principales mercados que son Estados Unidos, Unión Europea y el Cono Sur. Reveló que se exportan a la semana 150 contenedores de plátano fresco y 50 de plátano procesado.

Con estas cifras, Manrique calcula que durante el paro se dejaron de exportar 140 contenedores, entre plátano fresco y procesado, al asegurar que de los 18 días de paro, el sector estuvo paralizado 14 días.

En el caso del plátano, el dirigente expresó que se pagaron multas por no poder llenar los contenedores que estaban programados. Según el dirigente, se cancelaron $ 500 a las navieras o a los dueños de los contenedores por uno que no se pudo llenar, sin sumar los perjuicios por los falsos fletes y la fruta que no pudo llegar al puerto y se perdió.

Publicidad

En el caso del plátano procesado, indicó que se perdieron cerca de $ 7 millones y se sigue contabilizando.

Los efectos del paro podrían reflejarse en las negociaciones de acuerdos comerciales, advierten analistas

“En el procesado, (se paralizó) por la falta de aceites, de plástico para enfundar los snacks y chifles; las fábricas estuvieron paradas, sobre todo las de Santo Domingo (de los Tsáchilas), se dejó de producir, se dejó de empacar, se dejó de vender”, lamentó el dirigente, quien aseguró que recién la próxima semana se conocerá el valor real de las pérdidas, aunque estima que en total pueden llegar a $ 20 millones, entre plátano fresco y procesado.

Los exportadores de banano y plátano cuantifican pérdidas de alrededor de $ 40 millones entre los dos sectores, sin considerar todavía la destrucción de propiedades, vehículos y el impacto a algunas fincas que sufrieron ataques en sus infraestructuras y bodegas que fueron saqueadas.

Otro sector golpeado por el paro y que anuncia el inicio de su recuperación es el de las avícolas. La Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave) aseguró que el sector avicultor se recuperará de los $ 38 millones de pérdidas que les dejó el paro.

Publicidad

Durante el paro, los huevos de mesa fueron unos de los productos que más escasez presentaron y la cubeta de 30 huevos llegó a costar hasta $ 10 cuando el precio normal fluctúa entre los $ 3,50 y $ 5, dependiendo del tamaño.

La Corporación estimó, días antes de la finalización del paro, que 4 millones de pollos no llegaron a los centros de faenamiento y mercados, y 60 millones de huevos de mesa tampoco llegaron a los principales puntos de distribución.

Sectores esperan precios a la baja por el descuento en el precio de los combustibles

En contraste con las pérdidas ocasionadas por las protestas, algo que que podría llegar a beneficiar al consumidor final es el efecto en los precios de los 15 centavos que el Gobierno bajó al precio de los combustibles.

Por ejemplo, en el caso del banano, Richard Salazar, de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano, indicó que este descuento en el precio de los combustibles ayudará a bajar en algo el costo de producción por el uso del diésel en los sistemas de bombeo para riego y drenaje, así como para el transporte de la fruta al puerto, lo que beneficiará a los consumidores finales en los mercados internacionales; y también al consumidor local. “Porque el transporte debería de bajar también”, sostuvo el director ejecutivo de Acorbanec, quien señaló que el 5 % de la producción bananera se queda para el consumo interno, mientras que el 95 % se exporta.

Publicidad

Política para combustibles y petróleo cambió el mismo día que terminaron las paralizaciones

Eduardo Manrique, de la Asociación Exportadores de Plátano, por su parte, cree que el precio de los productos debería ajustarse a la baja, a más tardar a finales de julio.

“El mercado debería reducirse, porque al bajar y al reducirse los costos de los fletes deberían regularse, entonces eso debería permitir que exista una considerable rebaja y que se sienta un descuento en la compra del producto interno”, explicó Manrique, quien recordó que el 14 % de la producción de plátano se consume internamente. (I)