La secretaria jurídica de la Presidencia, Johana Pesántez Benítez, negó el pedido al ministro de Energía, René Ortiz, que solicitaba que el presidente Lenín Moreno le diera luz verde para iniciar la transformación de Petroecuador en una compañía “por acciones”. La petición la había hecho Ortiz al primer mandatario el 18 de marzo pasado.

Ente los argumentos, indicaba que tras la fusión de Petroamazonas y Petroecuador, el paso siguiente para lograr capitalizar la empresa, con base a modelos exitosos como los de Ecopetrol en Colombia y ENI en Italia, sería convertir a la empresa en una compañía por acciones. El modelo de Ecopetrol mantiene la mayoría de acciones en manos estatales, pero también se abre a capital privado. La participación en Bolsas Internacionales permite mayor transparencia y obliga a tener estados financieros actualizados y gobiernos corporativos técnicos.

Sin embargo, ayer, 25 de marzo, obtuvo la respuesta negativa. Pesántez exhibió una lista de motivos legales y constitucionales por los cuales este tema no tiene viabilidad. El principal es que haría falta una reforma constitucional para ello. En este sentido dijo que: “el Presidente de la República en su calidad de Jefe del Estado y de Gobierno y responsable de la administración pública NO ha contemplado ejercer la iniciativa de reforma constitucional a efectos de modificar el diseño constitucional de gestión de sectores estratégicos mediante empresas públicas por un modelo privatizador”. Adicionalmente le indica que menos aún se lo podría hacer “a puertas de la terminación del gobierno y de las prioridades legislativas de la Función Ejecutiva”.

Tras la respuesta de Presidencia, el ministro dio marcha atrás en su postura y reconoció, en un comunicado que fue difundido por el Departamento de Comunicación, “que no es el momento adecuado” para la transformación.

Expresó que la  iniciativa del cambio de empresa pública, PEC-Reunificada, a compañía por acciones, requiere de más análisis con actores importantes económico, financieros, operativos, técnicos, jurídicos y políticos. “Este sería tarea del próximo gobierno. Ecuador puede emular en el futuro, ejemplos exitosos, dignos de análisis como son Repsol en Europa y Ecopetrol en Sudamérica”, sostuvo.