Personal de las Fuerzas Armadas brindarán protección a los trabajadores petroleros, así como a la infraestructura del sistema de hidrocarburos del país. Para el efecto, el gerente de Petroecuador, Ítalo Cedeño, y el ministro de Defesa Nacional, Luis Hernández, firmaron un convenio que tendrá vigencia hasta el 2023.

El acuerdo unifica los convenios que tenían por separado Petroecuador y la extinta Petroamazonas, antes de la fusión.

“Con este instrumento legal actualizado y unificado se protege al personal de la empresa y a la infraestructura de toda la cadena de valor a cargo de Petroecuador en exploración y producción, transporte, refinación, comercialización nacional y comercio internacional, que están ubicadas en 22 provincias”, resaltó Cedeño.

Las instalaciones con las que cuenta la empresa estatal comprenden oleoductos, poliductos, terminales, refinerías y más de 1.500 pozos petroleros, agregó el gerente, quien destacó que la presencia militar ayudará a evitar posibles amenazas y actos ilícitos en el desarrollo de las actividades.

Como parte del acuerdo, Petroecuador invertirá $ 10 millones anuales que serán entregados a las Fuerzas Armadas. La ejecución de los recursos estará a cargo del Ministerio de Defensa, la Dirección de Logística del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Jefatura de Seguridad Física de la empresa pública. (I)