No hay abastecimiento de leche. No se puede transportar, no se puede procesar. Pero a estas alturas el presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab), Christian Wahli, dice que ya no es cuestión de las pérdidas sino de humanidad, de seguridad alimentaria. De las tiendas, de los puestos de comida, de los pequeños productores, de los trabajadores que con dos dólares buscan comer y no hay alimentos. Son efectos colaterales de la paralización que -dice- golpean al pequeño, “justo a los que quieren defender son los más afectados”. Esta asociación agremia a 85 empresas de varios sectores que producen fideos, carnes, leche, hasta caramelos.

¿Cuál es el balance de la industria, cómo están trabajando?

Estamos llegando a un punto de quiebre gravísimo, en que se tiene que pensar en lo humanitario y unirnos todos. En Ecuador hay un gran porcentaje, y por eso el paro, de gente desfavorecida que vive del día a día y ¿meterles en este problema? Estoy hablando de alimentación, pero también de atención de salud, los medicamentos, los enfermos que no puedan pasar en ambulancias, gravísimo. Y por otro lado los que están atrás, en las comunas, donde la gente está parando las carreteras, esa gente pierde todos los días. Todos los días estamos no con problemas, ya no hay abastecimiento de leche. No se puede transportar porque no hay cómo, y no se puede ofrecer productos pasteurizados. Pierden los pequeños productores que están alrededor de los centros de acopio, de leche, de frutas, pierden todo. Si no se le pudre en el campo, se le pudre en el transporte. Y no hay cómo procesarlas para que la ciudadanía tenga algo de estos productos.

¿Qué alternativas ven ante los constantes bloqueos y aún sin una solución política?

Publicidad

Lo que pedimos es que haya disposición al diálogo, no de trinchera, de apertura. Pedimos la creación de corredores humanitarios, en una matriz hemos identificado posibles convoyes en todo el país desde centros de producción hasta el comercio, para que dejen pasar nuestra materia prima y nuestros productos terminados. Hemos enviado al Ministerio de Industrias, por seguridad, deben estar acompañados. En la pandemia hicimos lo mismo. Tuvimos los corredores humanitarios y pudimos abastecer a Guayaquil desde la Sierra. Escuché a la alcaldesa (Cynthia Viteri) que quiere abrir la frontera con Perú. No hay mala intención de los serranos. Ya hay negocio informal de cerdos, arroz, papas, contrabando, imaginen si se abre, y hay que respetar normativas. En vez de llamar a abrir corredores humanitarios con Perú, que nos ayuden a hacer reflexionar a la gente de la Sierra y no buscar enfrentamientos entre la Costa y la Sierra.

Si ya no se puede pasteurizar leche, ¿qué problemas tendremos después, cuando ya no haya el producto?

La leche que consume el pueblo es la leche pasteurizada en funda, esa tiene una duración de 24 días y si se han producido al principio del paro, ya se comió la mitad de la vida útil de estos productos, y hasta que esté en percha ya no quedará casi nada. El consumidor va a tomar un producto que va a estar bordeando su fecha de expiración y para un producto pasteurizado eso es crítico. No lo es tanto un producto en envase de cartón, ese dura seis meses. El problema otra vez: el pobre. El producto popular no hay y no se puede pagar una leche de cartón.

Esta paralización agrava más los problemas que ya había en la industria de alimentos por la escalada de precios.

Publicidad

Ya hay en la industria problemas gravísimos debido al caos internacional desde el año pasado, malas cosechas de cereales. En Estados Unidos, en Europa, estaban subiendo los precios y con la guerra se treparon. Hay materias primas e insumos que son inalcanzables. Una gran fábrica tuvo que cerrar una línea de producción por primera vez en su historia. No puedes conseguir (insumos) y si consigues es a precios tremendamente altos. Hablamos de cartones, de empaques, de insumos para la agricultura, no sé qué van a hacer los ganaderos mañana cuando va a faltar, o trepar al cielo, el alimento para el ganado, es gravísimo. Los productores de pollo ya no tienen para darles de comer, se van a morir. En cerdos es lo mismo. ¿Adónde vamos? No lo sé, pero hagamos este esfuerzo de llamar a la cordura, a la humanidad, a la seguridad alimentaria.

¿Qué industria tuvo que parar su línea de producción aquí en Ecuador? ¿Por qué?

Del sector cárnico. Necesitas toda una serie de insumos, empezando por las tripas de las salchichas, las tripas venían del este y ya no hay, venían generalmente de Ucrania. Ya no hay, y si hay son a precios que están por las nubes.

Los países tampoco están exportando para mantener sus reservas.

Publicidad

Exacto. El caso de Francia que prohibió la exportación de sus cereales. La India lo mismo, se han dado cuenta de que tenían que abastecer primero a su población y cerró sus exportaciones. Todo esto hace un panorama muy complicado.

¿Y cómo ve la situación si las paralizaciones se extienden una semana más?

Será catastrófico. No es una hipótesis, es una cosa seria y sentarse a negociar se torna definitivamente urgente.

La asociación tenía un plan de una canasta de alimentos económicos, ¿se quedó frenado en este momento?

Estamos en eso, no puede decir más porque la situación es imposible. Pero estamos conscientes de que habrá que hacer un trabajo muy fuerte en ofrecer soluciones más económicas. El consumidor ya no aguanta la trepada que no es por falta de voluntad de las empresas, sino las materias primas sí son caras. Empaques de cartón que necesita cada fábrica treparon 170 %, el transporte 70 %. El aceite se critica mucho el precio, pero perdimos la mitad de la producción (por plaga). Entonces las fábricas deben ir a buscar su materia prima y afuera el precio del aceite está por las nubes. Hay restricciones, en Alemania no puedes comprar más de una botella de aceite de girasol por persona. Lo mismo con la harina. Aquí vamos a llegar a algo parecido. La situación es grave y el paro ha puesto la cereza sobre el pastel. Y no sé cómo vamos a terminar el año. Ojalá encontremos soluciones. (I)