NOTICIAS

Publicidad

Esther, Briggith y Elsa desafían día a día el trabajo en la mina y en la planta de procesos de Fruta del Norte

Mineras ecuatorianas tienen uno de los porcentajes más altos de mujeres en la industria con el 16,95 %. En Colombia es 14 %, en Chile 9,1 % y en Perú 6,4 %.

Esther Pindo Castillo (c) y Briggith Aldaz (d), conductoras de maquinaria pesada, en el interior de la mina del proyecto minero Fruta del Norte, de la empresa Lundin Gold, en la provincia de Zamora Chinchipe. Foto: Alfredo Cárdenas

Publicidad

En Fruta del Norte, decenas de mujeres desafían el concepto generalizado de que la industria minera no se lleva bien con el género femenino. Una de ellas, Esther Pindo Castillo, cambió su trabajo de secretaria en una empresa de estructuras metálicas por el puesto de operadora de una pala mecánica a 275 metros de profundidad en la mina aurífera.

Oriunda de Los Encuentros, con 40 años de edad y cuatro hijos, asegura que hace cuatro años se empezó a relacionar con la empresa minera que inició su proceso de capacitaciones: “Me animé y dije voy a probar”. Cuenta que ella ya conducía un auto y un camión pequeño, pero no tenía idea de los procesos de maquinaria pesada en mina, sin embargo la capacitación fue eficiente, con cursos teóricos y prácticos en simuladores, para luego proceder a la operación real.

Junto a ella trabaja Briggith Aldaz, nacida en la ciudad de Zamora hace 26 años, quien en cambio recibe en su dúmper (vehículo de acarreo) todo el material que descarga Esther, para llevarlo a la superficie. Briggith, madre de un pequeño de 3 años, quien es su motivación, asegura que la mina es para ella un mundo nuevo que va conociendo día a día. Cuenta que empezó de cero, pues ni siquiera sabía conducir un auto.

Publicidad

Ambas trabajan ocho horas de su turno en ese ambiente oscuro, armadas de sus trajes de seguridad y la habilidad de manipular la maquinaria y cumpliendo su tarea con gran responsabilidad.

Fernando Pombo, técnico de Lundin Gold, empresa que está a cargo de la concesión minera de Fruta del Norte, explica que las cifras demuestran que las mujeres son más cuidadosas a la hora de realizar este trabajo, que es en gran medida digital, por lo que se requiere mayor destreza.

De acuerdo con la Encuesta de Género en la industria minera realizada por Women in Mining (WIM) y la iniciativa para la Transparencia de las Industrias extractivas (EITI, por sus siglas en inglés), las empresas mineras ecuatorianas tienen uno de los porcentajes más altos de mujeres en la industria con el 16,95 %. Entre tanto, Lundin Gold, que tiene casi 2.000 empleados directos, indica que su porcentaje global es del 16 % de empleo femenino, y el 14 % de mujeres en puestos directivos.

Publicidad

Briggith Aldaz es conductora de maquinaria pesada en la mina Fruta del Norte de Lundin Gold. Foto: Alfredo Cárdenas.

En el grupo E al que pertenecen Esther y Briggith al momento hay seis mujeres, pero en total son 64 operadores.

En otros países el porcentaje es menor. Según el reporte de WIM, en Colombia es del 14 %, en Chile 9,1 % y en Perú 6,4 %.

Publicidad

Tras la extracción del material mineralizado, este se transporta hasta el sector de la planta de procesos, para que pase por la trituración, la molienda, proceso de gravimetría, flotación y lixiviación. Este, en cambio, es el mundo de Elsa Hidalgo. Ella cuenta que se encuentra en un periodo de entrenamiento para ser la primera ecuatoriana en ejercer el cargo de jefa de turno de la planta de procesos. “Por la complejidad del cargo, este puesto ha sido ocupado tradicionalmente por técnicos extranjeros”, dice.

Elsa, que tiene una niña de 11 años y cuyo esposo trabaja ahora mismo en la industria petrolera, cuenta que antes de conocer a Lundin Gold laboraba en una empresa de construcción que instaló los campers de la minera cuando esta recién empezó su operación. “Ahí me enteré de que existía la empresa y empecé a aplicar”, comenta. Explica que le pareció una industria prometedora: “El petróleo tuvo su boom, pero yo creo que vamos a cambiar de matriz económica y vamos a ir hacia la minería. Me di cuenta de que no había gente que se dedique a esto y me pareció una oportunidad interesante”.

Fundación Lundin tiene desde el 2018 un Programa de Capacitación para Operación Minera (PCOM) en la parroquia Los Encuentros. Esta iniciativa, dirigida a hombres y mujeres bachilleres, mayores de edad, se realiza en coordinación con socios estratégicos nacionales y extranjeros, expertos en temas de capacitación en dos especialidades: Operadores de Mina, que incluye maquinaria subterránea pesada y servicios de mina; y Operadores de Planta de Proceso.

Para ello cuentan con dos simuladores con tecnología de punta para llevar a cabo el entrenamiento de operación minera subterránea en un ambiente de realidad virtual 3D.

Publicidad

Iliana Rodríguez, vicepresidenta de Recursos Humanos, sostuvo que la empresa prioriza la contratación de mano de obra local, por lo que “la compañía ha asumido la responsabilidad de mejorar las capacidades de la población cercana al proyecto”. Entre 2018 y 2019 se abrieron tres grupos de entrenamiento, con un total de 370 participantes. En 2019, la empresa promovió activamente la participación de las mujeres y de representantes de la nacionalidad shuar. Como resultado, 48 mujeres y 16 personas de esta nacionalidad indígena se graduaron del programa entre las tres promociones, dijo la compañía. (I)


Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad