Ecuador está en este momento imposibilitado de exportar crudo Oriente. La empresa pública Petroecuador activó las cláusulas de fuerza mayor en estas exportaciones en el mercado internacional, debido al descenso en la producción generado por las protestas y el intento de sabotaje en los campos petroleros de la empresa que están ubicados en la Amazonía.

El martes 28 de junio de 2022 la estatal notificó a las empresas con las que mantiene obligaciones contractuales para la entrega de crudo Oriente, considerando que estos hechos están vinculados a una situación de fuerza mayor o caso fortuito, que afecta directamente a la ejecución y cumplimiento de la comercialización internacional de hidrocarburos, y que está estipulada en los contratos y adjudicaciones vigentes en el área de Comercio Internacional de Petroecuador y en el artículo 30 del Código Civil.

Dos niños deja sargento que murió en ataque a convoy en Sucumbíos; ministro de Defensa dice que no descansarán hasta ver tras las rejas a los autores de acto terrorista

Cuando se recupere el desarrollo normal de las operaciones y se supere la fuerza mayor, la estatal indica que notificará a las compañías para coordinar las programaciones respectivas, “tal como lo determinan los términos contractuales aceptados por las partes”.

La resolución de Petroecuador que califica como “caso fortuito o fuerza mayor (…) las fases de exploración, explotación, transporte, industrialización y comercio” de la empresa pública está firmada desde los primeros días del paro convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), ante los daños que se han ido incrementando con el paso de los días. Ahora ya se ejecutan estas cláusulas al ya no poder exportar crudo Oriente.

Publicidad

La producción de crudo Napo sí se mantiene y la operación del ITT no se ha detenido.

En general, la producción petrolera ha bajado un 53 %, por la toma de pozos y falta de insumos. Al 27 de junio de 2022 Petroecuador tenía una producción de 183.340 barriles diarios, que es mucho más baja que la registrada antes del paro cuando estaba en alrededor de 386.907 barriles.

Petroecuador optimiza recursos para no caer en el colapso total de la producción petrolera

Y es que la producción se mantiene bajo condiciones precarias. La industria ha sufrido un gran golpe debido al paro indígena. Al momento la pérdida acumulada es de 1′232.501 barriles.

El Ministerio de Energía reporta que la pérdida en el sector petrolero llega a $ 166,4 millones. Actualmente están parados 1.199 pozos petroleros (de un total de 2.200), de los cuales 1.112 son de Petroecuador y 187 están manejados por la empresa privada. La falta de funcionamiento de los pozos se debe, por un lado, al cierre obligatorio de pozos bajo amenaza de los manifestantes y también por la falta de insumos, principalmente combustible que debe llegar hasta los pozos para que puedan funcionar motores y electricidad. (I)