El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que permitió acceder a recursos de financiamiento, la renegociación de la deuda, un sistema de bandas que ha liberado parcialmente al Estado de la entrega de subsidios y la aprobación de una serie de leyes -entre ellas, la de la Defensa de la Dolarización- son los más destacados hitos del Gobierno de Lenín Moreno en materia económica.

En cuatro años, el Gobierno tuvo cuatro ministros de Finanzas. Moreno recibió una economía sin liquidez, sobreendeudada y sin ahorros, pero su primer error fue demorar el ajuste, de la mano de los ministros Carlos de la Torre y María Elsa Viteri, afines al correísmo. En mayo de 2018, buscó un viraje hacia una política más ordenada al nombrar a Richard Martínez, consiguiendo el respaldo de organismos multilaterales. En medio de ese cambio, llegó la pandemia con sus estragos, que ahondó los problemas. Los últimos siete meses, la cartera estuvo a cargo de Mauricio Pozo, quien mantuvo las buenas relaciones con los multilaterales y logró un acuerdo con la Corporación Financiera de Desarrollo de Estados Unidos (DFC) por $ 3.500 millones, que aún no se ha concretado.

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas, la aplicación de ese programa económico (desde mayo del 2018) permitió recuperar la imagen externa y obtener el respaldo de los organismos multilaterales, que han desembolsado al país, del 2017 a marzo de 2021, $ 12.565 millones en condiciones favorables.

La composición de la deuda pública se modificó: cuenta ahora con una mayor participación de organismos internacionales (créditos con menores tasas), que pasó de 29% en 2016 al 42% a 2021.

Publicidad

El Ministerio también destacó los resultados de la renegociación de la deuda externa: alivio de pago de deuda por $ 16.452 millones durante los próximos diez años, reducción del capital en $ 1.540 millones, se duplicó el plazo de la deuda existente, reducción de la tasa de interés y obtención de periodo de gracia.

Se optimizó el tamaño del Estado; la masa salarial se redujo de $ 9.049 millones, en 2018, a $ 8.797 millones, en 2020. El Ministerio aclaró que no se afectaron los servicios esenciales, y que más bien se incrementó el personal de salud en un 7% en relación a 2017; policías, 6% más que 2017; y militares, 1% más que 2017.

El Gobierno califica el sistema de bandas como una “acción histórica” en torno al subsidio de los combustibles, que permitió una reducción de la brecha de subsidios de $ 1.412 millones en 2020 frente al 2019.

Jaime Carrera señala la renegociación de bonos basura y, paralelamente, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como temas positivos. Considera que la pandemia fue un factor que ayudó a que el Gobierno tuviera éxito en estas dos empresas, pues este hecho también flexibilizó, de alguna manera, posiciones tanto del FMI como de los bonistas. Adicionalmente, logró aprobar la Ley de Defensa de la Dolarización, que a más de garantizar un manejo responsable de las reservas que son custodiadas por el Banco Central, también es un paso más para mantener el acuerdo con el FMI y continuar accediendo a crédito en buenas condiciones.

Para Carrera, también el Gobierno ha cometido una serie de errores, como haber nombrado ministros que venían con la misma escuela del correísmo y el mal manejo que se dio a la situación de octubre del 2019. Carrera señala como una acción negativa haber contratado deuda con Goldman Sachs y Credit Swiss, que tuvo costos elevados para el país, justamente en los momentos más complicados de la pandemia. El Gobierno de Moreno también se caracterizó por colocar más bonos basura, que en cantidad superaron a lo emitido por el Gobierno de Rafael Correa.

Carrera opina que el Gobierno no logró reducir el déficit ni la deuda, que más bien creció por la pandemia. En cuanto al tema petrolero, no pudo levantar la producción, y las estructuras de corrupción en Petroecuador se mantuvieron. La cereza del pastel en cuanto a errores ha sido la aprobación de la Ley de Educación Intercultural, que representa un crecimiento de la masa salarial equivalente a 6 puntos del IVA, según ha dicho el ministro Mauricio Pozo.

Entre tanto, el presidente de la Cámara de Industrias y Productividad, Pablo Zambrano, destaca como logros del Gobierno de Moreno la renegociación de la deuda, que se hizo durante la administración de Richard Martínez, y los dos acuerdos con el FMI, que permitieron acceso a crédito en los momentos más difíciles de la pandemia. Lamentablemente, dice, no hubo una adecuada articulación entre la política económica y productiva. Hubiese sido importante que se trabaje tanto en la estabilidad macroeconómica como en una política productiva que garantice y genere mayor competitividad al empresariado, para la reactivación económica y del empleo. Considera que esa deberá ser una tarea a trabajar con el próximo Gobierno. (I)