Los amantes del cacao y la industria tienen su propio día para celebrar. Este 7 de julio se conmemora el Día Mundial del Cacao, y Ecuador, como uno de los principales productores y exportadores de la ‘pepa de oro’ a nivel global, tiene previstas varias actividades para resaltar la fecha que se celebra desde el 2010, cuando la Organización Internacional de Productores de Cacao y la Academia Francesa de los Maestros Chocolateros y Confiteros le otorgó esta distinción.

Sin embargo, a la par de los festejos y resaltar las propiedades y beneficios de este fruto, desde el sector cacaotero ecuatoriano también se divisan desafíos para esta cadena que representa para el país ingresos anuales de más de $ 1.000 millones y 400.000 plazas de trabajo.

Cacao cae el 15 % en exportaciones en el primer bimestre del año, con pérdidas acumuladas que el sector cuantifica en $ 25 millones

De acuerdo con Merlyn Casanova, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), Ecuador es el tercer productor y exportador de cacao a nivel mundial, solo detrás de países africanos como Costa de Marfil y Ghana, que representan el 50 % de las exportaciones a nivel mundial. Para Iván Ontaneda, presidente del directorio del gremio, llegar a ser el segundo o primero está distante, pero aseguró que con la resiliencia del sector es alcanzable. “La pandemia nos afectó, pero nos levantamos rápidamente y ahora el cambio climático nos deja un poco incierto el camino”, reconoció el dirigente en la última publicación especializada del gremio, en junio pasado.

Publicidad

Casanova indicó que actualmente están sembradas más de 632 mil hectáreas de cacao en casi todas las provincias del país.

Añadió que en el 2022 se logró un récord con 414.644 toneladas exportadas, lo que representó un incremento del 14,95 % en comparación con el año anterior y que generó un aporte de más de $ 1.080 millones a la economía nacional. No obstante, desde Anecacao se aclaró que pese a los buenos resultados de este periodo, las empresas del sector también tuvieron que atravesar varias dificultades en cuanto a la producción y comercialización del cacao y sus derivados, como la alta inflación a nivel mundial, la crisis de los contenedores, el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas extranjeras, el aumento del precio de los fertilizantes y demás insumos requeridos por la industria y los productores, el cambio climático junto a la aparición de enfermedades, el paro nacional, la delincuencia organizada y la fluctuación del precio del cacao en el mercado internacional.

Malasia e Indonesia crecen como destinos del cacao ecuatoriano, que demanda apoyo estatal para mejorar competitividad y seguridad

Sin embargo, las expectativas para este 2023 son positivas a pesar de nuevos obstáculos como la posible llegada del fenómeno de El Niño. Casanova aseguró que el sector exportador ha venido creciendo año a año, entre el 5 % y 10 %. “Para fin de año esperamos que no nos afecte El Niño. Hay un 70 % de probabilidad de El Niño y más que todo que afecte el próximo año, entonces creemos que para este año vamos a seguir rompiendo récords de exportación como siempre”, manifestó la dirigente en una entrevista radial el pasado jueves.

Publicidad

La Directora Ejecutiva de Anecacao, aseguró a este Diario que trabajan en capacitaciones preventivas sobre el fenómeno de El Niño para que los productores estén capacitados sobre plagas y enfermedades, cuidados, fertilización y otros temas de prevención. Indicó que la afectación en la producción, en caso de existir, se vería reflejada en los ciclos de cosecha del próximo año y resaltó que actualmente el precio del cacao en la bolsa de valores es muy bueno ante la expectativa del fenómeno climático.

Pese a esto, Casanova advirtió que la situación internamente es preocupante. “El 70 % de los productores de cacao son pequeños y no cuentan con la infraestructura adecuada, cuando sucedió el fenómeno de El Niño hace unos años se afectó casi al 40 % de la producción”.

Publicidad

Respecto a las cifras actuales del sector, indicó que de enero a mayo pasado, Ecuador exportó más de 138.545 toneladas de cacao a 46 destinos, lo que representó ingresos por $ 400 millones y un crecimiento del 1,65 % en relación al mismo periodo del año anterior.

Estas cifras alimentan las proyecciones del sector para lo que queda del año. Casanova espera que las exportaciones alcancen las 420.000 toneladas -algo más de $ 1.096 millones en divisas-, que representaría un crecimiento del 1,29 % en relación al año anterior.

Por otro lado, la Cancillería resaltó la fecha y también los orígenes del cacao, que se remontarían a 5.500 años de antigüedad en territorio ecuatoriano con el hallazgo de la vasija de la cultura Mayo-Chinchipe con los restos de cacao que datan de esa fecha.

El Niño aún no llega oficialmente a Ecuador, pero ya pasa factura a varios sectores productivos

Además hubo actos en conmemoración al Día Mundial del Cacao, como la inauguración de la exposición Origen del cacao mundial en Ecuador, en la Chocolatería Zotter, en Austria. Durante el evento, la Embajadora de Ecuador en Austria donó la réplica de una vasija del cacao de la cultura Mayo-Chinchipe. En Ecuador, en Santa Ana La Florida, en el cantón Palanda, en la provincia de Zamora Chinchipe, se tenía previsto el lanzamiento de la marca “Ecuador, el origen del cacao” y la inauguración de una muestra museográfica.

Publicidad

Según el arqueólogo Francisco Valdez, el cacao es originario de la Amazonía ecuatoriana, concretamente de la alta Amazonía. “La evidencia que nosotros tenemos en la alta Amazonía ecuatoriana es en realidad la primera evidencia directa del fin del proceso de domesticación y del uso social del cacao”, resaltó el experto. (I)