Decenas de distribuidores de combustibles del país realizaron esta mañana un plantón pacífico para pedirle al Gobierno tres temas puntuales: que incremente sus márgenes de comercialización, que norme de mejor manera el tema del costo de transporte del combustible y que no haya doble retención del IVA.

Llegaron y se sentaron en las gradas de la Catedral con sus carteles que expresaban desde qué provincia habían venido y un pedido de auxilio al Gobierno. Trataron de no cometer ningún desmán para que la Policía no los intente desalojar. Varios se quejaron de que mucho de sus compañeros fueron impedidos de ingresar a la Plaza Grande.

De acuerdo con Oswaldo Erazo, director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), quien participó en el plantón, el margen de comercialización no se ha incrementado en 19 años y eso hace que las estaciones de servicio estén en un límite financiero crítico.

Erazo dijo que buscaban hablar directamente con el presidente Guillermo Lasso, pues al parecer sus asesores y ministros no han dado oídos a la problemática. Sin embargo, minutos más tarde, fueron atendidos en el Ministerio de Gobierno.

Publicidad

En cuanto al transporte de los combustibles, Erazo explicó que las estaciones de servicio que están más alejadas de una terminal de abastecimiento deben pagar más por el transporte. Incluso hay ciertas estaciones que cancelan hasta siete veces más que una que se encuentra en la urbe. Y sin embargo, dijo, en ambas estaciones se vende al mismo precio, lo cual es insostenible.

Plantón distribuidores de combustible en la Plaza Grande

Posted by El Universo on Monday, April 25, 2022

El tercer pedido es el tema del impuesto al valor agregado (IVA). Erazo dijo que actualmente las estaciones pagan por adelantado el IVA al fisco; pero adicionalmente el SRI les está realizando una retención del IVA. En este sentido, dijo que se estaría generando una doble retención lo que les afecta en liquidez y les provoca gastos financieros.

Entre tanto, José Villagómez, distribuidor en una estación de Cayambe, explicó que en su caso no le interesa vender gasolina súper pues el costo de transporte es muy alto, sobre todo porque esta solo tiene mercado en Quito, Guayaquil y Cuenca.

Justamente ese es uno de los reclamos que le llevó al plantón de esta mañana. “A mayor distancia el costo de transporte es mayor y el precio es único a nivel nacional”, criticó. También comentó que el mismo problema lo tienen con el diésel. Por ello, para Villagómez, una solución viable sería que se revea el margen de comercialización o que el transporte sea asumido por el Estado.

Publicidad

Adicionalmente, indicó que en octubre del 2019 ya se había decidido un incremento de cinco centavos por galón, pero que esta decisión se dejó insubsistente. Un pedido sería retomar esta medida.

Erazo también se pronunció sobre el anuncio del Gobierno de que en los próximos meses se podría ofertar una nueva gasolina mejorada de 89 octanos y de 95 octanos. De acuerdo con Erazo, actualmente la extra sin subsidio debería estar costando unos $ 3,55 y el Gobierno dice que el precio sería de $ 3, no es viable. Además asegura que el Estado en diez años no ha mejorado el octanaje de los combustibles y más bien lo ha bajado, es difícil creer que hasta julio lo logren.