La gasolina intermedia de 89 octanos, que sería de mayor octanaje que la extra y la ecopaís ($ 2,55 el galón), pero también con un menor precio que la súper ($ 4,65), podría tener un precio de alrededor de $ 3 el galón; lo dijo esta mañana Ítalo Cedeño, gerente de Petroecuador, en una entrevista en Ecuavisa. Esta gasolina tendría un mercado en los ciudadanos que no pueden pagar la gasolina súper, porque tiene un precio muy alto, y que no quieren poner la extra o ecopaís, porque resulta de una menor calidad.

Entre tanto, aunque en un primer momento Cedeño había anunciado que esta nueva gasolina intermedia podría estar en el mercado en el mes de julio, informó esta vez —mediante un boletín de la empresa de hidrocarburos— que a partir de julio de este año se iniciará el proceso para adquirir una nueva nafta y mejorar la calidad de los combustibles. Además, que la gasolina estaría posiblemente en el mercado ecuatoriano a mediados de septiembre, y que los detalles se darán a conocer de manera oportuna a la ciudadanía una vez que se concrete el tema. Por los anuncios anteriores, se conoce que la gasolina intermedia tendría un precio liberalizado.

Aclaró que esta iniciativa permitirá que, en el mediano plazo, el país cuente con una gasolina prémium de 95 octanos, cuyo objetivo será brindar nuevas opciones y beneficios a los consumidores.

Sobre las dudas que existen de momento entre la ciudadanía por la calidad de la gasolina y la veracidad de las mediciones de octanaje, Cedeño explicó que existen laboratorios certificados encargados de las mediciones. Estos, por ejemplo, son los de la Politécnica y de la propia Agencia de Regulación y Control de Energía (ARC), que ratifican que el combustible cumple con 85 octanos (eco y extra) y 92 octanos (súper). Explicó que en estos días han aparecido unos videos caseros en los que ciudadanos pretenden que miden el octanaje con una vara, y aseveró que eso es un “asalto a la inteligencia de los consumidores”.

Publicidad

En este contexto, el gerente hizo un llamado a la ciudadanía “para que se informen a través de los canales oficiales y conozcan que EP Petroecuador cuenta con derivados que tienen las especificaciones técnicas adecuadas y certificadas. No se dejen llevar por rumores”, señaló.

Adicionalmente, Petroecuador aseguró que el combustible que expende y que es despachado desde sus terminales de productos limpios cumple con los parámetros establecidos en la norma INEN: NTE 935.

Es así que, a través de sus laboratorios de ensayos, acreditados por el Servicio de Acreditación Ecuatoriano (SAE) en la norma ISO 17025, se realizan diariamente pruebas de calidad a los combustibles antes del despacho en los terminales. Los análisis se desarrollan de acuerdo a los métodos ASTM, INEN en cumplimiento de la normativa INEN 935. Para el caso del octanaje, se aplican los métodos NTE INEN 2102, ASTM D2699, dijo la empresa.

Cedeño ratifica intención de eliminar ‘manos sucias’ de intermediarios

Petroecuador buscará incrementar su oferta exportable para ventas spot más allá del 10 % que actualmente exige la norma. Lo podrían hacer con una mayor producción, en la cual ya están trabajando, y a través de la renegociación de contratos con China y Tailandia, para así bajar la presión de entrega de crudo.

Publicidad

La idea de la renegociación de contratos sería extender los plazos que se cumplían en 2023 al 2025.

Así lo comentó el gerente de la empresa pública de hidrocarburos, Ítalo Cedeño, en una entrevista televisiva.

Cedeño destacó los resultados del último concurso spot realizado esta semana, que fue ganado por la empresa Marathon, la mayor refinadora de crudo de Estados Unidos y que ofertó un premio de $ 0,75 por barril (para crudo Oriente), mientras que la estatal Petroperú, también refinadora, ofertó un premio de $ 0,72 por barril.

Lamentó que en contratos anteriores, el diferencial es mucho menor que el diferencial de mercado.

Publicidad

Ratificó que la meta del Gobierno es eliminar a los intermediarios, “a las manos sucias, que se las ve en la prensa: Antonio Peré, Enrique Cadena, etc“, dijo. De acuerdo con su declaración estos intermediarios usufructuaron con un diferencial demasiado perjudicial para el país, lo que también derivó en la desvalorización del crudo. Se trataron de fórmulas leoninas que afectaron al país en $ 3,5 por barril.

Petroecuador ha calculado los perjuicios económicos por los contratos con China y Tailandia donde también participaban intermediarios, en unos $ 5.000 millones. (I)