Por vía telemática se juntaron Jacobo y Dalo Bucaram Pulley con su padre, Abdalá Bucaram Ortiz, frente al juez Ulises Torres.

Ocurrió a las 08:30 de este martes en la audiencia instalada en el mezanine de la Corte Provincial de Justicia, donde se revisó el pedido de habeas corpus interpuesto por la defensa de Jacobo Bucaram Pulley, quien habló desde la cárcel de Latacunga, adonde ingresó el domingo, tras su captura en Colombia, el viernes pasado.

Bucaram dijo desde el área transitoria del Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi que su salud se ha afectado. Aseguró que ha sufrido soroche y que esto ha afectado su presión arterial, por lo que ratificó al juez Torres el pedido de sus abogados de ser trasladado a la Penitenciaría del Litoral para enfrentar los procesos que hay en su contra y para estar cerca de su familia.

En un momento de su intervención Jacobo Bucaram se alteró, dijo que era un perseguido político, se quejó de la comida que recibe y su hermano Dalo, quien estaba conectado desde Miami, trató de tranquilizarlo.

Publicidad

Lo mismo hizo su padre, conectado desde su casa en la ciudadela Kennedy, donde guarda arresto domiciliario y donde minutos después ofreció una rueda de prensa.

En el encuentro con los medios el expresidente arremetió contra la ministra de Gobierno, María Pula Romo. La acusó de secuestrar a su hijo en Colombia y de supuestamente querer matarlo en la cárcel.

Pidió ayuda a las Fuerzas Armadas para protegerlo, llamado que ya hizo días atrás mediante Twitter.

Mientras tanto, en la diligencia intervinieron varios funcionarios de la cárcel de Latacunga. Ellos dieron detalles del ingreso de Jacobo Bucaram y del trato recibido.

Publicidad

Se conoció que está solo en una celda en un área protegida por Policía Nacional y guías penitenciarios. Dijeron que come tres veces al día como el resto de presos e incluso se leyó el certificado médico emitido antes de su ingreso.

En el documento se detallan las medicinas que debe tomar para controlar su presión arterial y se recomiendan chequeos periódicos.

También se leyó la boleta de encarcelación que llegó a Cotopaxi, esto luego de que el juez Ronald Guerrero, quien denunció el lunes supuestas amenazas para cambiar su decisión, dijera que Jacobo Bucaram fue enviado a Latacunga por la orden de prisión de la jueza Ana Lucía Cevallos, quien investiga el caso de delincuencia organizada en Quito, caso en el que se indaga a varios vigilantes de tránsito que incluso habrían falsificado credenciales de la DEA.

El juez Guerrero mencionó que al mismo tiempo que la jueza de Quito, él emitió una orden de traslado de Bucaram a Latacunga por pedido de la fiscal Claudia Romero.

Publicidad

La fiscal también intervino en la sesión virtual y justificó su pedido de traslado.

Ella sostuvo que en la cárcel 4 de Quito no hay un centro médico muy completo en el caso de que Bucaram Pulley sufriera un crisis y que no se lo enviaba a la Penitenciaría del Litoral por su seguridad, pues en ese centro de rehabilitación fue asesinado Shy Dahan el 4 de agosto, el israelí que señaló a Jacobo Bucaram como el comprador de miles de cajas de insumos médicos. (I)