Las personas con discapacidad tienen derecho a acceder a la justicia en las mismas condiciones que el resto de la ciudadanía. Con el propósito de eliminar las barreras que impiden que esto se cumpla, un equipo de personas expertas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) elaboró una guía para los países.

El documento en inglés incluye un decálogo para que los sistemas judiciales tomen acciones destinadas a conseguir la igualdad para todas las personas, sin permitir que se discrimine por tener una discapacidad.

"Las barreras que impiden ese acceso son múltiples. Solo por nombrar algunas, a menudo los juzgados o las comisarías de policía no son accesibles, o los funcionarios de los juzgados y los agentes de policía pueden pensar que las personas con discapacidad no pueden participar en los procedimientos judiciales o no tienen la capacidad de instruir a un abogado. Queremos ayudar a los países a desmantelar los obstáculos y sistemas paralelos que impiden el acceso de todas las personas a las garantías y derechos existentes", mencionó Catalina Devandas, relatora especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos de las personas con discapacidad.

Mientras, el presidente del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Danlami Basharu, destacó: "Por primera vez, los países dispondrán de un manual práctico sobre cómo diseñar y aplicar sistemas legales que proporcionen a las personas con discapacidad un acceso equitativo a la justicia independientemente de su papel en el proceso, a fin ajustarlos a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y otras normas internacionales".

El decálogo, publicado por la ONU en su sitio web, tiene las siguientes directrices:

  • Principio 1.- Todas las personas con discapacidad tienen capacidad jurídica y, por tanto, a nadie se le negará acceso a la justicia por motivos de discapacidad
  • Principio 2.- Las instalaciones y los servicios deben ser de acceso universal para garantizar la igualdad de acceso a la justicia sin discriminación de personas con discapacidad
  • Principio 3.- Las personas con discapacidad, incluidos los niños con discapacidad, tienen derecho a acomodaciones procesales
  • Principio 4.- Las personas con discapacidad tienen derecho a acceder a avisos e información legales de manera oportuna y accesible en igualdad de condiciones con los demás
  • Principio 5.- Las personas con discapacidad tienen derecho a todas las salvaguardias sustantivas y procesales reconocidos en el derecho internacional en igualdad de condiciones con los demás, y los Estados deben adaptaciones necesarias para garantizar el debido proceso
  • Principio 6.- Las personas con discapacidad tienen derecho a asistencia jurídica gratuita o asequible
  • Principio 7.- Las personas con discapacidad tienen derecho a participar en la administración de justicia en un igualdad de condiciones con los demás
  • Principio 8.- Las personas con discapacidad tienen derecho a denunciar denuncias e iniciar procedimientos legales sobre violaciones y crímenes de derechos humanos, que se investiguen sus denuncias y se proporcionó recursos efectivos
  • Principio 9.- Los mecanismos de seguimiento eficaces y sólidos desempeñan un papel fundamental en el apoyo al acceso a justicia para las personas con discapacidad
  • Principio 10.- Todos los que trabajan en el sistema judicial deben recibir concienciación y programas de formación que abordan los derechos de las personas con discapacidad, en particular en contexto de acceso a la justicia (I)