Después de que la Asamblea Nacional aprobó la ley económica Humanitaria, ​el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) inició una jornada de movilizaciones en contra de los textos.

Pese a las medidas sanitarias por la presencia del coronavirus (COVID 19) la mañana de este lunes, decenas de dirigentes y miembros del gremio sindicalista, del Frente Popular, y representantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) decidieron concentrarse en los exteriores de la Caja del Seguro Social en Quito, para protestar por las medidas económicas que se delinearon en las normas.

"No más despidos", "Exigimos estabilidad laboral, no más despidos" eran los carteles que portaban los manifestantes. Ondeando sus características banderas rojas se proclamaban consignas en contra del gobierno de Lenin Moreno. "¡Fuera corruptos fuera!", o "¡Nos siguen despidiendo y el Estado no hace nada!" se escuchó a lo largo de una caminata que decidieron realizar desde la Caja del Seguro hasta el Centro Histórico, al centro norte de la capital.

En medio de la consigna "Con la fuerza de los trabajadores, romper las leyes de los explotadores", el presidente del FUT, Mesías Tatamuez, expresó su indignación con la ley Humanitaria. "Estamos en contra de una ley del atraco. Aquí estamos las organizaciones sociales para decirle al país que el atraco que hicieron el 15 de mayo (día en que se aprobó la norma) fue el acuerdo de la oligarquía, del Fondo Monetario Internacional para acabar con los derechos de los trabajadores. El FUT no lo va a permitir" alertó.

Pidió al "pueblo a mantenerse unido", porque la ley "está convirtiendo el derecho al trabajo en derecho a la esclavitud". Denunció también que el "gobierno debería ganarse un premio Nobel" por los casos de corrupción que se han revelando en las últimas semanas en las compras públicas, a propósito de la emergencia sanitaria.

La protesta comenzó después de las 10:00, los ciudadanos usaban mascarillas y guantes como medidas de protección.

Y se unió un grupo de estudiantes universitarios, parte de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUE) que vestidos de negro que exigían al régimen que se restituya el presupuesto a las 32 universidades del país, que bordean los $ 98 millones.

El reclamo ciudadano, que fue pacífico, llegó hasta los exteriores del Banco Central del Ecuador minutos antes del medio día, en donde se agradeció la presencia de los asistentes, para que puedan regresar a sus hogares antes de las 14:00 y evitar ser sancionados por incumplir el toque de queda. (I)