Actualizado a las 16:10

La tarde de este miércoles, el Tribunal de Juzgamiento del caso Sobornos 2012-2016 notificó oficialmente a las partes procesales que el martes 7 de abril próximo, a las 10:00, en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se dará reinstalación de la diligencia en la que se conocerá de forma verbal la sentencia contra los 21 procesados en la causa.

La diligencia se realizará tomando en cuenta las medidas de seguridad necesarias debido a la emergencia sanitaria que existe en Ecuador por la propagación de casos con coronavirus. Los jueces resaltan en la convocatoria el deber de la administración de justicia de precautelar la integridad (salud) de todos los sujetos procesales, así como también el deber ineludible de dar a conocer toda decisión judicial de forma oportuna.

Desde el 6 de marzo pasado y luego de 13 días de audiencia de juzgamiento, los jueces Iván León (ponente), Marco Rodríguez e Iván Saquicela suspendieron la audiencia de juicio e ingresaron a analizar los elementos de prueba presentados por los 21 acusados del delito de cohecho, la fiscal general Diana Salazar y la Procuraduría, como acusadora particular.

Publicidad

Audiencia en CNJ

Los jueces consideraron para la convocatoria el deber de la administración de justicia de precautelar la integridad (salud) de todos los sujetos procesales, asì como también el deber ineludible de dar va conocer toda decisión judicial de forma oportuna.

Se prevé que para la realización de la diligencia se habilitaría una sala en el octavo piso de la CNJ y otra en la Corte Provincial de Justicia del Guayas, con la que se mantendría conexión permanente para que los sujetos procesales puedan participar de la audiencia mediante videoconferencia.

Los jueces piden que se mantengan en los ingresos al edificio de la CNJ controles médicos y determina un número específico de personas que podrían ingresar por las partes procesales a la CNJ en Quito, y en la sala de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, en Guayaquil.

Acusados en caso Sobornos

Por dominio de organización, en su calidad de funcionario público por tener y haber ejercido el poder absoluto y dominio sobre la estructura criminal, así como por haber sido beneficiario directo de los sobornos, la Fiscalía solicitó al Tribunal de Juicio del caso Sobornos, que al expresidente Rafael Correa, a quien acusó como autor mediato del delito de cohecho, se le aplique la máxima pena aumentada en un tercio por la agravante de haber cometido el delito en "pandilla".

Esa misma pena, pero en calidad de autores directos, se pidió para el exvicepresidente Jorge Glas; para el exsecretario jurídico, Alexis Mera; para los exministros María Duarte, Walter Solís, Vinicio Alvarado; para las exasesoras Pamela Martínez y Laura Terán; para el exlegislador Christian Viteri; y la actual asambleísta Viviana Bonilla.

De ellos la fiscal Salazar dijo que de forma directa e inmediata gestionaron la recepción de sobornos, facilitaron beneficios a los empresarios a través del otorgamiento de contratos, convenios de pago y asesoramiento en esta estructura, recaudación, registro, así como también fueron beneficiarios de los sobornos.

Los diez empresarios, quienes supuestamente entregaron los sobornos, fueron también acusados por Fiscalía como autores directos. "Los empresarios se encuentran en el mismo nivel en esta estructura", dijo Salazar, antes de nombrar a Víctor Fontana, Rafael Cordova, Bolívar Sánchez, Edgar Salas, Ramiro Galarza, Alberto Hidalgo, Teodoro Calle, Pedro Verduga, Mateo Choi y William Phillips como acusados contra quienes pedía la pena máxima y la agravante existente. (I)