La Fiscalía General del Estado realizará una investigación integral sobre los hechos sucedidos durante las manifestaciones.

Así lo indicó el organismo tras una reunión entre el alcalde de Quito, Jorge Yunda, y la Fiscal General, Diana Salazar.

Yunda presentó una denuncia formal sobre actos vandálicos en torno a las protestas que duraron 11 días en oposición a la eliminación del subsidio a los combustibles.

Previo a la reunión entre las autoridades, el alcalde capitalino dijo que el Municipio ha documentado en videos los reportes de medios de comunicación y de redes sociales, de cámaras públicas y privadas, fotografías, para que se pueda sancionar a quienes agredieron la propiedad pública y privada. El objetivo, agregó, es pedir un resarcimiento económico.

Publicidad

El funcionario mencionó que aún es incuantificable el monto de las pérdidas. Agregó que van a realizar una cruzada con países, organismos internacionales, empresarios, a favor de la capital. Para ello hay una especie de Comité de Ayuda Internacional por Quito.

Unos 90 profesionales de diferentes entidades municipales recorrieron, verificaron y digitalizaron las afectaciones en el centro de la ciudad con teléfonos celulares. Entre los daños al espacio público están el retiro de recubrimiento, tanto de gres como de piedra, destrucción de señales, grafitis, daño en fachada de casas, pintura en monumentos y calles, se destaparon bordillos, daños en cajetines de comunicación, rejillas y tapas.

Otros daños a bordillos, luminarias o fachadas, se han encontrado en la plaza de San Blas, la Marín, 24 de Mayo, en las calles Guayaquil, Cuenca, García Moreno.

A partir del levantamiento de la información, que incluye el Sur y el Valle de los Chillos, se tendría un presupuesto estimado, así como la planificación de los trabajos a realizar.

Mientras, las labores de limpieza de los escombros y residuos que dejaron las protestas en la capital continuaron ayer.

Personal de la Secretaría del Ambiente, junto a moradores del sector de Guangopolo, en el Valle de los Chillos, retiraron escombros, así como residuos de llantas quemadas.

Publicidad

En los alrededores de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, parque El Arbolito y universidades Salesiana y Católica, que se convirtió en el centro de operaciones de la movilización indígena, se limpió en su totalidad la basura y escombros. Solo quedó el edificio de la Contraloría lleno de grafitis.

En 10 días, habría un informe sobre los daños causados a bienes patrimoniales. Hay vías, veredas, iglesias y casas afectadas. Han sido robadas piedras de San Francisco, algunas de las cuales, fueron recuperadas por el Instituto Metropolitano de Patrimonio, indicó el Cabildo. (I)

Renuncia

El alcalde Jorge Yunda pidió la renuncia a los secretarios y gerentes de las empresas metropolitanas. Lo hizo para realizar una evaluación de la gestión desplegada durante la movilización.

Salida

Pablo Dávalos dijo que el alcalde decidió, unilateralmente, separarlo de su equipo. Dijo que fue “por presiones del Gobierno”.