La piel de un jaguar (Panthera onca) presunta víctima de cacería ilegal fue decomisada esta mañana en una comunidad del cantón Loreto, de la provincia de Orellana, informó el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE) a través de un comunicado.

Los restos, que presentaban orificios de bala, pertenecerían a un felino adulto de dos metros.

Los propietarios de la vivienda donde se encontró la piel, mencionaron a las autoridades que la misma fue encargada por los presuntos responsables de la muerte del animal.

La inspección fue realizada por guardaparques del Parque Nacional Sumaco Napo-Galeras, en coordinación con técnicos de la Dirección Provincial del Ambiente de Orellana (DPAO) y miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente de la Policía Nacional, refiere el MAE.

El informe técnico elaborado por los técnicos será incluido en la denuncia penal que se presentará la secretaría de Estado en la Fiscalía para el inicio de la indagación previa y formulación de cargos para determinar causas y responsables de este delito.

Diego Naranjo, responsable de Vida Silvestre de la Dirección del Ambiente de Orellana, señaló que “esta especie se encuentra en el libro rojo de mamíferos del Ecuador en la categoría de amenaza En Peligro, debido a las múltiples amenazas que sufre por la expansión de la frontera agrícola e invasión de su hábitat”. (I)