Con el 99,63% de las actas escrutadas hasta el mediodía de este martes, el 63,07% de los ecuatorianos votó por el “Sí” en la pregunta 3 de la consulta popular y referéndum, referente a la conformación del nuevo Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), frente a 36,93% que escogió el “No”.

Esto significa, que de acuerdo al anexo 3, el presidente Lenín Moreno deberá enviar las ternas a la Asamblea Nacional y así elegir a quienes conformará el Consejo Transitorio hasta la votación popular del 2019, donde se escogería el que durará cuatro años.

Para David Rosero, exvocal del CPC y el asambleísta (AP) del ala morenista, Ricardo Zambrano, este consejo estaría integrado y en funciones hasta la segunda semana de marzo. “Ellos tendrá la potestad de evaluar a las autoridades y muchas del gobierno anterior”, dice.

Zambrano considera que el perfil debe ir apegado a personas honestas, libres de una agrupación política y no que hayan sido vinculadas en el pasado en actos de corrupción.

Publicidad

Lea también: Consejo acata voluntad de reestructuración

En cambio Rosero cree que “ningún correísta” debe estar en la terna para evitar que la institucional pase “de un dueño a otro”, sino personas que abarquen diversidad ideológica como los siguientes:

Representantes de la Comisión Anticorrupción, Frente Unitario de Trabajadores, Colegio de Abogados y Profesionales, Universidades, Pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos y montuvios, empresarios de las Cámaras o comerciantes minoristas; y finalmente, periodistas.

Desde el lado del Legislativo, Zambrano indica que será importante conocer quién encabezaría la lista de la terna porque a su juicio, se resume en que goza de la aceptación del Ejecutivo.

En caso de que la Asamblea Nacional no procediera al nombramiento de las consejeras y consejeros propuestos en el plazo de veinte días contados desde la fecha de presentación de las ternas, asumirán los cargos aquellos que ocupen el primer lugar en el orden.

Lea también: Expectativa por nombres para armar Consejo de Participación Ciudadana transitorio

Publicidad

Hoy se inició la reunión con jefes de bancadas para la creación y definición de la Comisión Ocasional que será la encargada de temas de la consulta popular.

La aprobada comisión especializada multipartidista buscará trabajar en la ejecución de las preguntas 3 y 6 sobre la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana (CPCCS) y derogatoria de la llamada Ley de Plusvalía, en su orden.

Transitorio duraría alrededor de un año

Según el anexo 3, aprobado este domingo por los ecuatorianos, se dan por terminados los periodos constitucionales de los consejeros principales y suplentes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, quienes cesarán en sus funciones el día en que se instale el Transitorio.

Los siete miembros nombrados por el Legislativo, de entre ternas enviadas por el mandatario, tendrán la labor de fortalecer los mecanismos de transparencia y control, de participación ciudadana, prevención y combatir a la corrupción.

Según Zambrano y Rosero, este consejo podría durar un año y quizás un poco más, en cuyo tiempo deberán evaluar en seis meses a las autoridades de control para decidir un posible cese. Rosero considera que para ejecutar los concursos de méritos con el Transitorio faltaría tiempo. Cree que esa actividad ya la ejecutaría el Consejo escogido a través de las urnas.

Lea también: ¿Cuáles son los funcionarios que evaluará el Consejo de Participación transitorio?

Para el 2019, las consejeras y consejeros serán escogidos por sufragio universal, directo, libre y secreto cada cuatro años coincidiendo con las elecciones a las autoridades de los gobiernos autónomos descentralizados.

Por otro lado, quedarán sin efecto los concursos públicos de oposición y méritos que esté llevando a cabo el actual CPC para la designación de autoridades. Asimismo, el presidente Moreno enviará un proyecto de ley que reforme la ley que regula la organización y funcionamiento del CPC para adecuarla a las enmiendas constitucionales, en el plazo de treinta días.

La Asamblea Nacional, sin dilaciones, tramitará y aprobará el proyecto en el plazo de sesenta días.

Zambrano analiza que con la pregunta 3 solo cambió la forma de elegir a los miembros del CPC. Con esto concuerda Rosero, quien agrega que una vez que se cumpla con los procesos, también se debe esperar la reforma al Código de la Democracia para que entre en funciones el transitorio.

“Indudablemente es necesario que las organizaciones de la sociedad civil exijan que (Lenín Moreno) cumpla su palabra”, puntualiza el exvocal del CPC, en relación al compromiso de lucha contra la corrupción. (I)