“Mis abogados me mandan a decir que ha terminado la pericia de lo que ha llegado de Estados Unidos y que no hay nada en mi contra como es obvio (...); ya han pasado casi los 30 días de la instrucción fiscal y no hay una prueba en contra de Jorge Glas y no la van a encontrar porque no existe (...)”, dijo el vicepresidente mientras hablaba la tarde de ayer en las instalaciones de radio Morena.

Jorge Glas expresó estar muy interesado y ansioso de conocer la declaración de su tío, Ricardo Rivera, que deberá rendir hoy, para que “la Fiscalía pueda tomar una decisión libre de presiones (...)”.

Lea también: Correos y mensajes muestran supuesta cercanía entre Glas, Rivera y otros

La entrevista con el vicepresidente se inició a las 17:00 y el principal tema que se trató fue el testimonio anticipado de José Conceição Dos Santos, quien ayer aseguró que entregó a Glas, a través de Rivera, millones de dólares en sobornos.

Publicidad

El segundo mandatario tildó a Santos de corrupto confeso, amoral y sin sentido de los principios, luego de asegurar que sus acusaciones “son mentiras” y que todo obedece al odio que le tiene la constructora brasileña Odebrecht.

“Les pido que lean mi declaración donde doy más de mil millones de razones por las que Odebrecht me odia...”, dijo Glas al referirse a que luego de que Estados Unidos revelara que la constructora pagó millones de dólares en sobornos a funcionarios ecuatorianos, él ordenó suspender el pago de obligaciones que el Estado tenía con la compañía. “Son más de 1.100 millones de dólares en pagos que no se hicieron...”. agregó.

Lea también: Jorge Glas: Al último, José Santos (funcionario de Odebrecht) no pedía cita

Sobre la información que compartió en 2015 con Rivera, sobre la compañía Glory International, dijo que lo hizo porque lo creyó pertinente al tratarse de su pariente y porque recibió una certificación de una institución en Hong Kong en la que aseguraba que este no tenía vínculo con dicha empresa.

Indicó que escribirá un libro sobre el supuesto linchamiento mediático titulado ‘La conspiración del pendrive’. (I)

Versión ampliada

El testimonio de Jorge Glas, vicepresidente de la República, ante el fiscal Wilson Toainga, llevado a cabo el pasado 26 de septiembre, tiene 31 páginas. Allí rechaza las acusaciones que le han hecho en el proceso por asociación ilícita, en el que también está vinculado su tío Ricardo Rivera. Toainga le hizo 10 preguntas. En la primera versión ante la Fiscalía, el 9 de agosto, Glas respondió 77 interrogantes.