Gastos por alimentación cancelados con recursos de la Presidencia de la República no justificados, contratos suscritos bajo el régimen especial (contratación directa) y bienes que están embodegados desde 2012 son algunas de las observaciones del examen que realizó la Contraloría General del Estado (CGE) a la forma como se manejó el gasto del plan estatal denominado Iniciativa Yasuní ITT. El análisis comprendió el periodo del 1 de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2015.

Según la CGE, se destinaron $ 9’445.017,32 millones para financiar este proyecto finalmente cancelado por el expresidente Rafael Correa en 2013 “porque no tuvo apoyo”.

Lea también: ITT se explota, y con más reservas

El ente analizó $ 5’525.674,45 millones que corresponden a contratos por contratación de personal, eventos públicos y oficiales, espectáculos, difusión, pasajes al exterior, viáticos y subsistencias, entre otros.

Publicidad

Así entre 2011 y 2013, los coordinadores de la iniciativa y miembros del equipo negociador cubrieron gastos por estadía de terceras personas en el Parque Yasuní ITT, alimentación para reuniones en la Vicepresidencia, entrega de chocolates, almuerzos, desayunos con ministros y periodistas...

Los beneficiarios de estos eventos, según la CGE, fueron “servidores del proyecto y personas que no prestaban sus servicios en el sector público, de los cuales se evidenció que se realizaron pagos por alimentación por $ 3.824,63 que no se encontraron justificados”.

Lea también: Nuevo cálculo de reservas de crudo en el campo ITT

El informe recalca que los beneficiarios no eran parte de las delegaciones del exterior a las que se acudía para captar los fondos y que los pagos fueron autorizados por la Presidencia de la República.

Otra muestra del manejo es la suscripción de 20 convenios de pago con posterioridad a la recepción de los bienes y servicios por $ 655.529. Un ejemplo es “el caso del pago efectuado a la empresa Baseline, de propiedad de un deportista a quien se le canceló para que el proyecto Yasuní ITT sea considerado sponsor en su evento de despedida del deporte”.

El gasto incluyó también la compra de chompas, camisetas, gorras, chocolates finos, kits promocionales, pulseras, entre otros, por $ 213.212,12. La CGE señala que no pudo comprobar la entrega de estos a los grupos focales establecidos.

El documento agrega que hay 50.033 esferos, 7.252 lápices, 126 libros... cuyo costo sumó $ 37.598,69, que están embodegados desde 2012. “No han sido distribuidos ni utilizados a pesar de que la Iniciativa Yasuní ITT concluyó en agosto del 2013, por lo que no se justificaron estas adquisiciones”.

Tarsicio Granizo, actual ministro del Ambiente, sostiene que los gastos generados por el plan estatal no serían los que se reflejan en el informe. “Yo salí del Gobierno cuando la iniciativa estaba cerrándose, pero no pienso que haya sido tanta la inversión”, señala.

En cambio, Roque Sevilla, quien fue director de la iniciativa hasta finales del 2009, cuestiona el rumbo que tomó el proyecto luego de su salida. “Nosotros éramos cuatro personas que no cobrábamos... En 2010 (Rafael) Correa contrata a Ivonne Baki, quien tenía un sueldo y armó una farándula de 20 personas, se hacían tómbolas y cosas curiosas...”. (I)

Nosotros logramos compromisos por más de $ 1.600 millones trabajando gratis, pero la siguiente directiva solo obtuvo un resultado patético de menos de diez millones, eso fue casi nada”.Roque Sevilla, Ecologista