La posibilidad de una consulta popular en Ecuador se develó más claramente este lunes. En su informe semanal a la ciudadanía, el presidente de la República Lenín Moreno confirmó que está analizando llamar a una consulta popular. La semana anterior, solo lo dejó entrever.

Moreno dice que el pueblo deberá pronunciarse sobre los cambios que se deben introducir para garantizar una democracia plena, sin caudillismos y con entidades transparentes, que garanticen el control de lo público.

Programa económico

Recordó que hace pocos días la Asamblea Nacional aprobó el presupuesto para lo que resta del año 2017, negando que se piense en un 'paquetazo'. Aunque insistió en que no habrá endeudamiento irresponsable para el país, dijo que la situación económica es compleja, con obligaciones reales. Hizo un símil con las finanzas que se manejan al interior del hogar, en que si el esposo le debe dinero a su mujer y no se pagan las obligaciones sufre la economía familiar, contradiciendo así la frase manejada por sus antecesores de que 'la mesa está servida', porque "nunca permitirá que se tuerza la realidad con una metáfora engañosa".

Dinero electrónico

Moreno resaltó que por el diálogo se pudo concretar en menos de tres meses de su gobierno el manejo del dinero electrónico, que con el sistema financiero de la banca privada y de la economía popular y solidaria gestionarán la billetera digital. "Solo la extrema amargura puede oponerse a que el país avance", expresó.

Publicidad

Sobre corrupción

Retomó el tema de la lucha contra la corrupción y dijo que como sociedad necesitamos combatir la corrupción provocada por la ambición voraz de dinero o poder, por lo que invitó a los ciudadanos a denunciar los casos de ilegalidad que puedan ser documentados. Aseguró que la lucha contra la corrupción no admite lealtades malentendidas, ya que lealtad "no es sumisión al capo, ni defensa al amigo vivaracho".

Relató que el último fin de semana recibió comentarios de jóvenes estudiantes que afirmaban que en el país se respira paz. "El respeto y el diálogo son las mejores herramientas de la democracia. No los discursos altisonantes, los trinos de la redes virtuales, ni mucho menos los alardes autoritarios". Además, agradeció la disposición al diálogo con respeto a las diferencias. (I)