No ‘inmiscuirse’ en investigaciones que están en marcha, como la del caso Odebrecht, es el criterio particular del jurista Xavier Zavala Egas, coordinador del recién constituido Frente de Lucha contra la Corrupción. La postura colectiva sobre ese y otros temas serán definidos el próximo lunes en una reunión que los nueve integrantes tendrán en Quito. Ayer, en Guayaquil, Zavala adelantó algunos puntos, como que ninguno percibirá sueldo del Estado, y que él no apoyaría que la cooperación de la ONU permita una decisión foránea.

El Frente nace con la negativa de cuatro ciudadanos invitados a integrarlo. ¿Es una primera crítica a su funcionamiento?

Ellos tendrán sus razones y yo respeto su opinión. En mi caso, me sentí obligado ante el llamado del presidente (Lenín Moreno), cuyo mensaje previo había sido de paz, diálogo, una especie de reunificar al país.

La Comisión Nacional Anticorrupción que existe desde hace casi dos años considera que el Frente no tiene idoneidad y autonomía por la cuota de integrantes que son del Gobierno o que fueron del anterior. ¿Qué opina sobre esa postura?

Publicidad

En esa Comisión hay personas ilustres. Yo les diría que si el Frente no va a tener labores de investigación -lo que el presidente nos ha encargado es otra cosa-, entonces no caben críticas en ese sentido.

¿Cómo no advertir un futuro conflicto de intereses si tres miembros son del gabinete ministerial y dos tuvieron relación con el anterior?

Si el presidente nos ha encargado una especie de diagnóstico, mapeo, del tema de la corrupción, para que de este mapeo surjan políticas públicas anticorrupción, normativas anticorrupción o descubrimientos de focos de corrupción, no caben criterios de parcialidad o imparcialidad porque son elementos propios de toda lucha anticorrupción.

Usted describe labores de consultoría antes que de investigación. ¿Hacia allá apunta el Frente?

A nosotros no nos han encargado las investigaciones de casos puntuales de corrupción. Haremos un diagnóstico de la corrupción.

¿Cómo lograr que su labor no se quede en enunciados cuando la ciudadanía exige resultados?

Publicidad

Yo plantearía ante la ciudadanía una especie de moratoria, un periodo de prueba, en el sentido de que vean las actuaciones de este Frente, para luego sí, ser sometidos a juzgamiento.

Si bien el Frente no investigará casos puntuales, ¿se pronunciará sobre el caso Odebrecht?

Yo le diría, y esto es mi criterio personal, que no tomaremos una posición particular porque las instancias de control ya vienen funcionando. Más allá de recomendaciones generales, mi criterio personal es no inmiscuirnos en casos que ya están siendo trabajados.

La canciller María Fernanda Espinosa está en Estados Unidos para concretar con la ONU una cooperación en la lucha contra la corrupción. ¿Cuál sería la dinámica entre el Frente y la contraparte?

Eso está por verse porque la canciller tiene que concretar cuál es el tipo de ayuda. Puede ser de recursos, asesoría, compartir experiencias, etc.

¿Cree que la asesoría marcará un hito para el país al ser la primera vez que se la otorgue?

La cooperación podría generar un problema, que es el hecho de que el comisionado que venga (al país) no tendría jurisdicción porque no es un juez transnacional. Puede venir a trabajar in situ, pero yo no estaría de acuerdo con que tome decisiones. Estoy de acuerdo en que dé asesoría, cruce experiencias, procedimientos, en eso estoy de acuerdo. (I)