Cuentas bancarias en cinco países habría abierto Álex B., exgerente de Petroecuador, para recibir presuntas transferencias de la empresa Oil Services & Solutions (OSS), por la adjudicación de contratos petroleros, declaró este miércoles el secretario jurídico de la Presidencia de la República, Alexis Mera.

El funcionario convocó a la prensa al Salón Azul de la Casa de Gobierno, en donde confirmó que presentó una denuncia en la Fiscalía General del Estado en contra de Javier B., presidente de ​OSS, por la sospecha del delito de cohecho, que involucra a Álex B., quien es investigado por presunto enriquecimiento ilícito.

Javier B. fue aprehendido la noche del martes en el interior del aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, por una orden de detención, para el inicio de las investigaciones; según la Fiscalía, llevaba consigo $ 33.000.

De acuerdo con las indagaciones del régimen, que para Mera serían apenas “la punta del ovillo”, OSS le pagó a “Álex B., a sus compañías, y a otros funcionarios de Petroecuador “de menor nivel” (de los que se desconoce su identidad), en cuentas bancarias en las Islas Británicas y las Islas Caimán (consideradas por Ecuador como paraísos fiscales), Suiza, Shanghái y Hong Kong.

Publicidad

Según Mera, la triangulación funcionaba así: “Álex B. gestionaba contratos con OSS y firmó contratos por $ 44 millones; el representante legal de OSS es Javier B., que a su vez sus compañías en paraísos fiscales le hacían depósitos de alrededor, según hemos probado, de $ 600.000. Había depósitos de más de $ 1 millón que queremos saber de dónde vienen”.

Es decir, el exgerente de Petroecuador habría suscrito con OSS doce contratos por $ 44 millones y por ello habría recibido comisiones en el exterior por $ 600.000. “Esto en derecho se llama cohecho, ​porque ha habido pagos de proveedores de servicios petroleros ​a los funcionarios de Petroecuador”, anotó Mera.

La tarde del miércoles se realizó la audiencia de formulación de cargos y el juez David Lasso ordenó prisión preventiva y el inicio de una instrucción fiscal por el delito de cohecho contra Javier B.

Además remitió el proceso a la sala de sorteos para determinar el juez que se encargue del caso y dio noventa días para realizar la investigación fiscal.

Publicidad

La Fiscalía presume que el delito de cohecho habría existido cuando a la empresa manejada por Javier B., y en la cual sus dos primos hermanos Juan y Jaime B. E. también son socios, se le entregaron contratos con Petroecuador, casi en los mismos tiempos en que Arkdale Investment Limited, propiedad de sus primos, tenía un contrato de agenciamiento con la empresa Ginebra S. A., de titularidad de Álex B.

Para la defensa de Javier B., Jorge Acosta, las acusaciones de la Fiscalía están basadas en presunciones, pues “no existe documento que confirme que su cliente haya ofrecido o dado una coima”.

Según Acosta, que en la audiencia de formulación de cargos se haya tomado en cuenta la denuncia presentada por Mera “demuestra el tratamiento político que se le está dando a este caso”.

Inicios
Álex B. ingresó a Petroecuador el 1 de junio de 2006 y ocupó varios cargos hasta llegar a ser gerente, función que desempeñó cinco meses.

Empresas involucradas
Según información de la Fiscalía del Estado, tres empresas se habrían beneficiado de contratos petroleros durante la administración de Álex B.: una con 85, otra con 57 y una más contrató por “montos superiores a los $ 85 millones”. Además, las indagaciones oficiales revelarían que en estos consorcios empresariales laboraban familiares del exservidor de la estatal. (I)