En Guayas existen sitios mágicos donde la naturaleza reina y el humano solo puede entrar como observador invitado. ¡Y es todo un honor! Así ocurrió a mediados de diciembre cuando esta periodista acompañó, por invitación de la Prefectura del Guayas, a un grupo de aficionados y especialistas a adentrarse en la Reserva Ecológica Manglares Churute, territorio de los monos aulladores, cuyo sonido se escuchaba desde los cerros como una tribuna del estadio.

Mono aullador en Manglares Churute. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

En esta ocasión, sin embargo, el recorrido se enfocó en el avistamiento y conteo de aves propias de la zona, una actividad denominada Conteo Navideño de Aves y que cuenta con el aval de la National Audubon Society. Este conteo es replicado en otras áreas de la provincia (cerro Paraíso, cerro Blanco y Rancho Alemán) para monitorear la población de aves y el estado de salud de las diversas especies.

Conteo navideño de aves 2021 realizado en Manglares Churute a mediados de diciembre. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

Para observarlas y escucharlas, nuestro guía, Jairo Lara, escogió un camino no abierto para los turistas que se inició en las inmediaciones de los cerros Cimalón y Perequeté y que nos condujo por el borde de la laguna El Canclón y el bosque seco.

Conteo navideño de aves 2021, Manglares Churute. Foto: Francisco Flores. Foto: El Universo

“¡Canclón, canclón!”. Si se escucha con atención, parece que esta ave de verdad pronuncia el nombre con el que se la bautizó y que además destaca por su gran tamaño. Fue una de las primeras, de 48 especies, que lograron cautivarnos en nuestro recorrido.

Publicidad

El canclón (Anhima cornuta) es un ave emblemática de Churute. Foto: Shutterstock

Buscando a las otras especies

Churute recibe a diario a turistas interesados en conocer esta zona. “Siempre es recomendable visitar los senderos autorizados, respetar los nidos, no hacer ruidos ni llevar mascotas”, recomienda el guía naturalista Jairo Lara.

Conteo navideño de aves 2021 realizado en Manglares Churute a mediados de diciembre. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

Pero vamos a los resultados del conteo. Entre las especies observadas este año en la laguna Canclón las especies más numerosas son el pato silbón canelo (Dendrocygna bicolor) y el silbón ventrinegro (Dendrocygna autumnalis), con 200 ejemplares cada una, seguidos por el martín arenero o ribereño (Riparia riparia) y la palomita tierrera ecuatoriana (Columbina buckleyi).

Conteo navideño de aves 2021 realizado en Manglares Churute a mediados de diciembre. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

En cambio, de ciertas aves como el carpintero de Guayaquil (Campephilus gayaquilensis), el halcón reidor (Herpetotheres cachinnans) y el garzón cocoi o garza real (Ardea cocoi) apenas se ha avistado un individuo.

Conteo navideño de aves 2021 realizado en Manglares Churute a mediados de diciembre. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

Tres recorridos ecológicos

Rómulo Gainza es técnico de la reserva Churute, y explica que el sector turístico del área protegida se divide en tres zonas, la del manglar, la montañosa y la de lagunas. En la primera se realiza navegación en canoa para observación de aves y aprender acerca del ecosistema del manglar y la extracción del cangrejo rojo, y ocasionalmente, cuando las condiciones lo permiten, observación de cocodrilos.

Publicidad

Conteo navideño de aves 2021 realizado en Manglares Churute a mediados de diciembre. Foto: Francisco Flores (cortesía). Foto: El Universo

En la zona montañosa tenemos también senderos que atraviesan los bosques secos en la parte baja de los cerros, donde se puede ver al mono aullador negro, ardillas, perezosos hormigueros, y apreciar la vegetación maderable y medicinal.

Un búho pigmeo del Pacífico (Glaucidium peruanum) encaramado en una alambrada en los manglares de Churute en Ecuador. Foto: Shutterstock

En las lagunas, que recogen aguas lluvias de los cerros y aguas subterráneas, hay muy pocos espejos de agua, porque la vegetación (lechuguines) cubren casi toda la superficie. “En la estación lluviosa los espejos aumentan”, señala Gainza. “El ave insigne para nosotros es el canclón, que está en peligro de extinción y posee características que indican que ha evolucionado poco a través del tiempo”.

También en Guayaquil

Desde el 2015, la Empresa Pública Municipal de Turismo, Promoción Cívica y Relaciones Internacionales, presidida por Gloria Gallardo Zavala, ha centrado sus esfuerzos en la promoción y desarrollo de la práctica de aviturismo en el circuito urbano como una alternativa local e internacional al alcance de todos.

Conteo navideño de aves 2021 en Guayaquil. Malecón del Salado. Foto: Empresa Pública Municipal de Turismo. Foto: El Universo

Un comunicado de esa entidad indica que en el año 2017 se organizó el primer conteo navideño de aves con un número registrado de más de 30 especies. El Conteo Navideño de Aves 2021, llamado “Entre plumas y manglares”, tuvo lugar el miércoles 29 de diciembre con 41 participantes distribuidos en tres grupos, cada uno con una hora de observación.

Publicidad

El resultado fue de aproximadamente 36 especies de aves avistadas desde la plaza Rodolfo Baquerizo Moreno, La Bota, El Pasaje de los Escritores, puente El Velero, la fuente Monumental y de regreso al punto inicial con una condición de marea baja.

Guayaquil, diciembre 29 de 2021.- Avistamiento de aves en Malecón del Salado. Foto Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

Este sitio registra 7 sectores, 22 sitios de observación y 80 especies de aves, tal como se encuentra disponible en la guía Guayaquil es mi destino para observar aves en el malecón del estero Salado y parques lineales.

Conteo navideño de aves 2021. Guayaquil. Guía “Guayaquil es mi destino para observar aves en el Malecón del Estero Salado y Parques Lineales”. Foto. Empresa Pública Municipal de Turismo. Foto: El Universo

Las especies más observadas fueron el tirano norteño (Tyrannus tyrannus), ave migratoria con un número de 55 individuos observados solo durante la primera hora de observación, y la golondrina ruficollareja (Petrochelidon rufocollaris), que es nativa de la Costa y anida en el sector del malecón del estero Salado; se observó a más de 500 individuos en busca de su alimento, que son los mosquitos y otros insectos.

En Guayaquil se busca que el avistamiento de aves en los parques lineales del Salado sea uno de los atractivos fuertes para el turismo extranjero. Foto: José

El aviturismo es la actividad al aire libre de más rápido crecimiento en el mundo y cada vez existe un número mayor de observadores que viajan a otros destinos de larga distancia, con la finalidad de detectar nuevas aves que no se pueden ver en su propio país o región”, indica la Empresa Pública Municipal de Turismo (EPM de Turismo).

Publicidad

La ciudad de Guayaquil tiene la ventaja de estar entre dos ecosistemas naturales con gran diversidad de hábitats y, por lo tanto, especies de fauna y flora, el manglar y el bosque seco tropical, más el ecosistema urbano dado por los parques, parterres, avenidas arboladas y jardines de la ciudad que permiten el flujo de especies de aves y sus presas entre el bosque seco y el manglar e invitan a la abundancia de especies de flora y fauna.

Según información recolectada entre los años 2015 y 2021, Guayaquil cuenta con alrededor de 250 especies de aves registradas en sus zonas urbanas y rurales. “El aviturismo es un producto prioritario para la EPM de Turismo y para ello se está contratando una consultoría liderada por la experta ornitóloga Nancy Hilgert, que contendrá una nueva guía y la estructuración de 20 rutas de observación de aves de Guayaquil, 10 principales y 10 complementarias”, agrega el comunicado. (I)