Era un niño con sueños de grandeza que se acabaron cuando, a sus 62 años y después de varias persecuciones, finalmente el ahora conocido como “Chapo Guzmán” fue declarado culpable de narcotráfico y sentenciado a cadena perpetua.

La caída del “Chapo” Guzmán: el día que lloró ante agentes de la DEA

Joaquín Guzmán Loera tuvo una infancia muy pobre en la ranchería de La Tuna, Badiraguato (Sinaloa), donde nació junto a su familia campesina.

Uno de los recuerdos de su infancia fue contado por el propio Chapo, donde recogió anécdotas de él y las actividades de su familia a partir de sus seis años.

“Recuerdo que mi madre hizo pan para el sustento de la familia. Vendía naranjas, vendía refrescos, vendía dulces. Mi mamá era muy trabajadora, trabajó mucho. Cultivamos maíz, frijoles. Me ocupé del ganado de mi abuela y cortaba madera”, comentó.

Publicidad

El exjefe del cartel de Sinaloa no terminó la educación primaria y durante su juventud (a partir de sus 15 años) comenzó a cultivar pequeñas cantidades de marihuana y amapola, cerca de su casa en las montañas; ese fue el inicio de la idea de su próspero negocio. En la entrevista antes mencionada, él explicaba que no había ingresos de trabajo y esa actividad fue un método de supervivencia.

A mediados de los 80 el plan era más grande y pese a que era uno más de los colaboradores del cartel de Guadalajara, fundado por Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como “el Padrino”, fue ahí cuando formó su propia banda conformada por aproximadamente 25 personas, así lo recoge BBC Mundo, según el testimonio de Miguel Ángel Martínez.

El narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán, quien fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

Mientras trabajaba para Félix Gallardo, Joaquín se dedicaba a comprar algunos embarques de cocaína desde Colombia para la organización y destacó por su rapidez y eficacia para transportar droga. Sin embargo, cuando “el Padrino” fue arrestado dicho imperio se dividió y la cancha quedó libre para el proyecto del Chapo; así nació el cartel de Sinaloa, que en poco tiempo empezó una cruenta disputa con otros de los exsocios de Miguel Ángel Félix Gallardo: los hermanos Arellano Félix, jefes del cartel de Tijuana.

El narcotraficante mexicano y fundador del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Ahora, cumple cadena perpetua luego de varias fugas y arrestos. Y pese a ser el mayor capo del narcotráfico extraditado y enjuiciado por Estados Unidos, denuncia “condiciones de prisión crueles e inhumanas, en aislamiento permanente, que equivale a tortura física y mental”. (I)