La cocina es un sitio en el que ocurren maravillas. Sale el alimento de todos los días y también el de los momentos especiales, el café de la mañana, la cena de Navidad, los pasteles de cumpleaños, la sopa y el té caliente cuando alguno está agripado, y en poco tiempo habrá fanesca y humitas.

Sin embargo, todo el que cocina o ayuda sabe que también hay incidentes que a veces dejan huella en forma de un corte, una quemadura, un tazón favorito roto, una licuadora que enloqueció o un resbalón que terminó en caída.

Publicidad

Al cocinar, además, se divide la atención entre varias tareas a la vez, y una distracción puede significar comida quemada o dedos chamuscados.

Al terminar de cocinar asegúrese siempre de que cerró del todo las hornillas. Foto: Shutterstock

María Fernanda Cuenca Lozano, docente investigadora del Departamento de Producción y la carrera de Seguridad y Salud Ocupacional de la Universidad Técnica Particular de Loja, indica que hay medidas preventivas que se pueden adaptar de la seguridad industrial al hogar.

Uno de los principales temores es la posibilidad de un incendio, por el manejo de temperaturas elevadas. Cuenca recuerda la importancia de tener guantes adecuados para no tocar directamente superficies calientes. “Se recomienda también que los mangos de ollas y sartenes estén girados hacia el interior de la cocina”.

Los aparatos electrónicos, como hornos, licuadoras, procesadoras y arroceras, deben limpiarse una vez que se han desconectado. Dejarlos con restos puede representar un peligro la próxima vez que los usemos. “La desconexión se hace directamente de la base del conector; no tire del cable. Esto puede provocar daño del equipo, cortocircuito y chispas que pueden llevar a un incendio”.

Publicidad

Lea las instrucciones que vienen con cada artefacto que compra, y verifique cada cuánto necesita mantenimiento o qué signos indican que debe llamar a un experto para una revisión.

El extintor apropiado para las cocinas es el tipo K. Foto: Shutterstock

El uso de aceites vegetales puede hacer propagar el fuego. En este caso, Cuenca recuerda que una de las mejores maneras de extinguir el oxígeno es tapar la olla o la sartén. “No arroje agua ni emplee otros mecanismos”.

Sí, podemos tener un extintor en casa; estos vienen en diferentes tipos, y para el hogar se recomienda el extintor tipo K, que se usa para los conatos de incendio causados por grasas de uso doméstico. “Lo que hace es generar una capa sobre el fuego para eliminar el oxígeno; se puede lanzar directamente sobre los aceites”.

Si tiene una cocina a gas en su casa, ubique el cilindro en un lugar ventilado. Lo ideal es que no esté dentro de la cocina, sino fuera de la casa, e instalar un sistema para que el gas llegue hasta su equipo.

Riesgos químicos en la cocina

Esta es un área en la que solemos depositar las botellas de artículos para limpieza. “Nuevamente, revise las etiquetas para entender el almacenaje y la utilización”. Es muy común que se coloquen residuos en recipientes que no son los originales, como botellas de agua o de gaseosas, con el riesgo de que sean ingeridos o se manipulen directamente con las manos. “Hay líquidos, como el amoniaco, que pueden ser corrosivos y hacer daño solo con inhalar”.

No mezcle químicos de diferente composición, así lo vea recomendado en algún video. No experimente con estos materiales. “El amoniaco más la lejía provoca vapores que pueden llevar a una intoxicación grave”.

Como regla general, mantenga los artículos inflamables lejos del calor, de los comestibles y de los niños.

Ergonomía en la cocina: el manejo de objetos pesados y afilados

Cocinar es también alcanzar objetos que están en espacios a veces demasiado altos o al nivel del piso y levantar cargas pesadas. Cuenca sugiere conocer cuáles son las posturas adecuadas para esto último y también tener a la mano ciertos accesorios, como escaleras para cocina, que facilitan algunas tareas.

Los cuchillos afilados bien utilizados causan menos accidentes que los que no reciben mantenimiento. Foto: Shutterstock
  • No es recomendable tener alfombras ni cortinas en la cocina. “Deben estar lejos de esa zona donde se genera fuego”.
  • Dado que es un sitio donde siempre hay líquidos regados en el suelo, es importante poder invertir en pisos antideslizantes, y limpiar inmediatamente cualquier derrame.
  • Sí, hay ropa apropiada para cocinar. No use prendas holgadas, con vuelos y mangas abullonadas. Use mangas largas para prevenir quemaduras de aceite, pero que sean ajustadas y cerradas en la muñeca. No use abrigos, bufandas, corbatas, joyería ni cabello largo suelto que puedan encenderse.
  • Tenga a la mano guantes aislantes o de silicón para el manejo de objetos calientes, para extraer elementos del horno y del lavavajillas.
  • Si en su cocina hay objetos de vidrio o cerámica en mal estado (trizados, rajados), elimínelos para no tener cortaduras ocasionales.
  • Mantenga los cuchillos afilados para que no reboten o se resbalen de un alimento y le corten los dedos.
  • No use los cuchillos, aunque sean pequeños, para abrir latas, cajas ni frascos.
  • Haga los cortes siempre hacia afuera, en dirección opuesta al cuerpo.
  • Curve los dedos hacia adentro mientras sostiene el objeto, para proteger las yemas de los dedos.
  • Corte sobre una tabla o superficie firme, no resbalosa; nunca sobre una sartén, olla, parrilla u otro utensilio; mucho menos sobre la mano.
  • Para probar, use la cuchara, no el cuchillo. Evite cortaduras en la lengua.
  • Deje que el cuchillo siga su caída, no intente agarrarlo en el aire. Es más fácil levantarlo del piso que evitar un corte en la mano. Levántelo por el mango, no por la hoja.

Accidentes biológicos: cómo manipular bien los alimentos

No solo es posible quemarse o cortarse, sino también infectarse al manipular carnes, lácteos o elementos que tienen fluidos biológicos cuando usted tiene una herida en la piel.

Los guantes aislantes son útiles para manejar objetos calientes, metálicos, retirar elementos del fuego, del horno y del lavavajillas. Foto: Shutterstock

De ser este el caso, cúbrase con gasa y use un guante para evitar el contacto con algún microorganismo.

Si ya se cortó con un cuchillo con el que estaba fileteando carnes o pescado, por ejemplo, lave la zona inmediatamente con agua y jabón antibacterial. Si hace esto, no es necesario un antiséptico. Cubra la zona. Y, si es una cortadura grave, llame o acuda a un servicio de emergencia.

Asegurando a los niños en la cocina

La Academia Americana de Pediatría reitera que los líquidos, aerosoles y polvos de limpieza deben estar en un gabinete alto, con cerradura y fuera de la vista. Esto incluye el detergente, especialmente si viene en tabletas que los niños pueden confundir con caramelos. Si solo dispone del espacio debajo del lavadero, ciérrelo con un candado a prueba de niños.

Los gabinetes con candado son los más seguros cuando hay niños pequeños en casa. Foto: Shutterstock

Los objetos afilados y los dispositivos para cortar y triturar también deben estar bajo llave. Si sus niños pasan tiempo con usted en la cocina, deje un cajón bajo exclusivo para ellos con juguetes, para que se entretengan.

Desconecte todo lo que no esté usando. No deje colgar cables donde las manos de los niños puedan alcanzarlos y halar de un objeto pesado hacia sí mismos.

Equipe emocionalmente a sus niños para enfrentar una emergencia en seguridad

Si va a caminar llevando líquidos calientes, primero mire dónde está su hijo, para que no tropiece con él. No trate de cargar con la sopa o la leche y su hijo al mismo tiempo.

Elija un horno con aislamiento, para que su hijo no se queme si toca la puerta. No deje el horno abierto.

Una recomendación extra, si sus niños están en la edad de explorar, es que retire los botones de la cocina de gas, si es posible, cuando no esté cocinando, para que ellos no puedan abrir una hornilla por accidente.

Alternativas para unas soñadas vacaciones escolares en casa y en familia: Revise estos consejos

No permita que sus niños pequeños abran el microondas o retiren alimentos calientes. No meta biberones en el microondas. Los líquidos se calientan irregularmente, y puede haber al mismo tiempo leche tibia y leche tan caliente que queme al niño.

Si hay nenes en la casa, debe haber un extintor casero en la cocina. (F)