La época de Navidad es mágica: un árbol decorado con luces, regalos, la cena y el tradicional chocolate caliente. Y aunque nada de eso es verdaderamente importante en estas fiestas, se han convertido en tradiciones trascendentales.

Pasos para decorar el arbolito de Navidad

Cuando el presupuesto es corto, las decoraciones navideñas se vuelven una meta difícil de lograr. Y cuando hay niños en casa, no poner elementos alusivos a las fiestas de diciembre podría resultar desalentador para ellos. Por ello, te damos como respuesta varias alternativas con elementos que encuentras en tu casa para decorarla sin gastar mucho dinero:

Imagen: Pixabay

Centros de mesa

Un centro de mesa será más que suficiente para adornar tu comedor; no hará falta que tengas un mantel navideño ni la vajilla a juego. Basta con tu imaginación y algunos elementos sencillos de adquirir para tener ese clásico ornamento navideño.

Los centros de mesa se pueden hacer con copas; puedes usar las que tienes en casa, un plato grande y plano y algunas velas. Si quieres ponerte más creativo, no necesitarás más que las velas y algunos palitos de canela que consigues fácilmente en la despensa de tu barrio.

Publicidad

A continuación los pasos:

1. El primer centro mesa será con las copas. Pon tres copas boca abajo, en un plato plano. Y dentro de cada copa puedes poner las bolas del árbol que tienes de sobra o a las que les falta la cinta para colgar, Como la base de la copa estará al revés, puedes colocar encima una vela del color que decidas: roja, verde o blanca.

Si no tienes bolas navideñas, lo que puedes hacer es optar por piedras ( las que encuentras en el parque) y pintarlas de colores, si gustas. En su defecto, tendrás un estilo nórdico navideño.

En Internet encontrarás varios modelos que se pueden replicar. Por ejemplo, en la siguiente imagen, no se usaron copas sino que vasos largos llenos de agua y velas flotantes; sin embargo, el fondo del cristal está lleno de piedras y algunas flores.

Ideas de centros de mesas sencillas para replicar en casa. Imagen tomada de Internet.

2. La segunda opción para un centro de mesa es mucho más sencillo. Necesitarás tres velas gruesas de color blanca o beige, varias varitas de canela y un metro de cinta del color de tu preferencia para envolver la canela; si no tienes puedes usar de tela de saco para envolver.

3. Esta tercera opción es incluso, más económica.

Publicidad

Seguramente tu vecina, la que tiene una tienda en la esquina tiene huacales (las cajas donde vienen las frutas, especialmente las moras); antes de que se deshaga de ellas, pídeselas. Es oro puro para decorar la casa en estas fechas navideñas.

Limpia bien la caja y dentro de ella coloca tres velas gordas, hojas de limón, ramas y flores. Finalmente coloca cinta alrededor de la madera y listo. Si gustas, puedes pintar la madera de blanco o dejarlas al natural, con un estilo rústico.

Esta decoración no necesita muchos elementos comprados; los encuentras en los parques.

Regalos de cartón

Sencillamente puedes ornamentar tu espacio con la temática de los regalos que traen los Reyes Magos o Papá Noel.

Si bien en Ecuador la tradición es entregar los regalos el 24 de diciembre, en otros países los obsequios son para el 6 de enero, debido a la celebración católica de la epifanía, la cual significa en griego “manifestación”, en el sentido de que Dios se revela y se da a conocer, según reseña ACI Prensa.

Regalo hecho en casa con materiales económicos.

Entre las opciones para hacer, está utilizar cajas de cartón de diferentes tamaños y forrarlas con tela cambrela o papel de colores y hacer un gran lazo en la parte superior. Aunque las cajas estén vacías, serán adornos que no pasarán desapercibidos y encantarán a tus visitas y a tus hijos.

La ubicación de estas cajas navideñas dependerá de la forma de tu casa y sus espacios. Por ejemplo, si tu casa tiene tragaluz, puedes colgarlo para que sea el protagonista de tu comedor o sala. En su defecto, podrás colgarlo en el balcón o ponerlo en alguna esquina amplia.

Puedes colocar estas cajas decoradas en el espacio de tu hogar, que tú prefieras.