El azúcar en la sangre es la principal fuente de energía para el organismo. Cuando los alimentos ingresan al cuerpo, este los descompone en glucosa y procede a liberarla por el torrente sanguíneo. El momento en el que los niveles empiezan a subir, el páncreas libera insulina, que es la hormona encargada de regular los niveles de azúcar, reseña Medline Plus.

Cuando en el torrente sanguíneo se concentra demasiada azúcar, la persona puede estar ante la presencia de la diabetes, una de las 10 enfermedades con mayor cantidad de muertes registradas en el mundo, pues de no controlarse, puede afectar órganos como el corazón, los riñones, los ojos y el sistema nervioso, incluso, ocasionar la muerte.

Aquellas personas diagnosticadas con diabetes deben tomar sus tratamientos y cambiar los hábitos que sean necesarios para mejorar su calidad de vida; no obstante, El Clarín menciona que hay formas naturales de controlar esta patología y es que existen ciertas hierbas y plantas que permiten mejorar la sensibilidad del organismo a la insulina. Una de ellas es la cúrcuma, una especia que se puede preparar en forma de infusión con este fin.

Publicidad

Imagen de un té de cúrcuma. Foto: Meghan Helpner

Té de cúrcuma para bajar el azúcar en la sangre

Esta especia aromática de color amarillo intenso se obtiene de las raíces molidas de esta planta originaria de Asia. Desde la antigüedad ha sido usada de diversas maneras, ya sea como condimento o como medicamento, sus propiedades son muy diversas.

Cinco beneficios reales del vinagre de manzana para controlar la glucosa en la sangre en diabéticos

Estudios han hallado que al consumirlo, las personas pueden mejorar la sensibilidd del organismo a la insulina, pues incrementa la absorción de la glucosa en los tejidos. Así se hace el té:

  • Ingredientes: 250 cc de agua, un puñado de té verde en hebras, una cucharadita rasa de cúrcuma en polvo y una pizca de pimienta negra.
  • Preparación: se pone a hervir el agua en una olla, se agregan las hebras de té verde y dejar ebullir por al menos tres minutos. Si se desea un sabor más intenso, se deja reposar por unos minutos más. A la preparación se le agrega la cúrcuma y la pimienta.

(I)

Te recomendamos estas noticias