A la hora de comprar una sandía, muchas personas valoran que no tenga semillas. Las sandías sin pepitas son más cómodas de comer y le dan mayor tranquilidad a quienes aún piensan que consumir estas semillas provoca problemas intestinales como apendicitis o diverticulitis.

Sin embargo, también hay quienes prefieren las sandías con pepitas, precisamente, porque las comen. ¿Es recomendable comerlas? ¿Qué nutrientes aportan? ¿Hay semillas que no debemos comer? ¿Tiene sentido hacer esto? Al parecer, sí.

Las semillas de sandía aportan energía: 100 gramos de estas pepitas contienen, en promedio, unas 360 kcal. Foto: Pexels.

¿Se debe comer las semillas de la sandía?

Las semillas de las sandías tienen propiedades nutricionales muy interesantes para la salud. Según un estudio realizado en 2016 y publicado en el International Journal of Nutrition and Food Science. Las semillas de sandía.

Cómo bajar de peso tomando las semillas de papaya para lucir un cuerpo delgado y saludable

Son una fuente considerable de nutrientes en la dieta y pueden tener beneficios económicos y para la salud debido a su contenido de fibra, minerales, fenólicos y actividad antioxidante.

Publicidad

Los resultados de la investigación, en la que se analizaron tres variedades de sandía, indican que las semillas contienen los siguientes elementos de interés nutricional:

  • Agua (hasta un 8,5 %)
  • Carbohidratos (entre un 9,5 % y un 15,3 %)
  • Proteínas (entre un 16,3 % y un 17,7 %)
  • Grasas (entre un 26,5 % y un 27,8 %)
  • Fibra (entre un 39 % y un 43,2 %)
  • Minerales (sobre todo, potasio), seguido de cantidades apreciables de calcio, fósforo, manganeso, sodio y zinc.

Los beneficios de comer papaya en ayunas

Algunas semillas contienen una sustancia llamada amigdalina, que pueden liberar cianuro de hidrógeno, también denominado ácido cianhídrico. Foto: Pexels.

Además, las semillas de sandía aportan energía: 100 gramos de estas pepitas contienen, en promedio, unas 360 kcal.

Algunas semillas contienen una sustancia llamada amigdalina, que pueden “liberar cianuro de hidrógeno, también denominado ácido cianhídrico, un líquido incoloro, muy venenoso y altamente volátil”.

Pero los especialistas indican que la cantidad de cianuro de hidrógeno que se puede exponer en el organismo al comer estas semillas “es prácticamente insignificante”.

Publicidad

Aunque muchos las desechan por su sabor, las pepas del limón, naranja, pomelo o las mandarinas se pueden comer, pues estas son ricas en nutrientes como los fitoquímicos y fibra.

Se pueden consumir tal cual, junto con la fruta, con cada bocado. Pero si esto nos resulta incómodo, las puede asar.

¿La semilla de la sandía causa problemas intestinales?

“Las semillas de sandía pueden comerse sin problema”, añade la dietista-nutricionista Beatriz Robles, también experta en seguridad alimentaria. “Las guías de práctica clínica de la Asociación Americana de Gastroenterología no encuentran evidencia para prohibirlas de forma general en estos pacientes”, detalla.

¿Cómo comer las semillas de sandía?

Se pueden consumir tal cual, junto con la fruta, con cada bocado. Pero si esto nos resulta incómodo, las puede asar.

Séquelas en el horno a 150-160 ºC durante unos 15 minutos, y las ingiere tipo snack saludable, tal como las pipas de girasol o de calabaza.

Publicidad

También podría trocearlas para añadirlas en otras recetas, como hacemos con los frutos secos en las ensaladas.

(I)

Te recomendamos estas noticias