Parece que la nueva obsesión es lucir unos brazos tonificados antes de llegar a los 50. Si bien entre los 30 y los 40 solemos fijar el foco de los workouts en otras zonas del cuerpo como el abdomen y las piernas. Superada esa barrera, los brazos se convierten en el nuevo reto fitness.

Si no se han trabajado antes, es mejor empezar los ejercicios de tonificación porque después de los 50 siempre será más difícil ganar músculo. Más cuando hablamos de una zona del cuerpo que acusa el paso del tiempo de forma muy llamativa.

El motivo que justifica que cada vez más mujeres luzcan brazos más trabajados a los 50 que a los 30 está, en parte, en el hecho de adelantarse a la aparición inevitable de la flacidez, tal como publica Vogue.

Ejercicios de brazos para eliminar las “alas de murciélago” y que puedas saludar sin avergonzarte

La piel de los brazos, sobre todo la que se localiza en la cara interna de los mismos, es una de las que más sufre el envejecimiento con el paso del tiempo por la flacidez en esta zona. Foto: Aleksej Sarifulin

La piel de los brazos es difícil de tratar una vez que ya existe flacidez y descolgamiento, pero puede actuar antes de que aparezcan esas alas de murciélago.

Publicidad

La prevención de la flacidez pasa por la realización regular de ejercicio físico que incluya el trabajo muscular de la cara interna de los brazos, llevar una dieta saludable evitando los cambios bruscos de peso y realizar tratamientos locales.

Entrenar los tríceps con pesas y cualquier resistencia que genere trabajo muscular, evitará que tenga las temidas alas de murciélago antes de los 50, Foto: GoodLifeStudio

Rutina para tonificar los brazos antes de los 50 años

La importancia de las pesas

Lo mejor que puede hacer una persona para evitar el descolgamiento de los brazos es realizar una rutina en el gimnasio con máquinas y pesas, utilizando primero un peso fácil de controlar.

Mujeres con brazos firmes

Hay muchas mujeres que tienen cierto reparo a entrenar con pesas y cargas porque creen que se les van a poner los brazos de Hulk. Sin embargo, no es tan fácil hacer crecer los músculos y hay que diferenciar entre el entrenamiento de fuerza-resistencia y el entrenamiento de fuerza hipertrofia. El de fuerza-resistencia está enfocado a trabajar el músculo y el sistema neural sin la necesidad de hacerlo crecer. Foto: ciricvelibor
  • Fondos de tríceps en banco o silla.
  • Flexiones con manos juntas (flexiones diamante)
  • Patadas de tríceps
  • Extensiones de tríceps con pesa por detrás de la cabeza.
  • Extensiones de tríceps con polea
  • Fondos de tríceps en máquina.

Realice circuitos de 3 series de 12 a 15 repeticiones.

Más adelante es recomendable ir subiendo la carga utilizada. Además, el tren superior siempre es más agradecido y suele ser más fácil ver resultados evidentes antes que en otras partes del cuerpo.

Publicidad

Si no se han trabajado antes, es mejor empezar a entregarse en cuerpo y alma a los ejercicios de tonificación porque después de los 50 siempre será más difícil ganar músculo. Y más cuando hablamos de una zona del cuerpo que acusa el paso del tiempo de forma muy llamativa. Foto: Aleksej Sarifulin

(I)

Te recomendamos estas noticias