La enfermedad respiratoria del COVID-19, cuyo nombre científico es 2 (SARS-CoV-2), ataca y debilita a todo el cuerpo. El sistema inmunológico es uno de los principales afectados tras el contagio de coronavirus, por lo que es importante fortalecerlo.

Una dieta balanceada y rica en vitaminas y minerales es esencial para mantener un buen estado inmune y prevenir el contagio de enfermedades infecciosas. Esto resultó de interés para los científicos, quienes se preguntaron si estas vitaminas y macro nutrientes serían de igual valor para el tratamiento de los pacientes con COVID-19.

Un estudio publicado en el portal científico Inflammopharmacology analizó el rol de las vitaminas A, B, C, D, E, K y los minerales como sodio, zinc, potasio, cloruro, calcio y fósforo en el sistema inmunológico de las personas infectadas de COVID-19.

Los resultados demostraron que el consumo habitual de las vitaminas mencionadas sí actúan como refuerzos para el sistema inmune debido a sus propiedades antioxidantes, llegando a reducir la cantidad de hospitalizaciones tras el contagio.

Publicidad

Algunas de estas vitaminas incluso regulan la expresión genética en las células inmunitarias y ayudan a la maduración y diferenciación celular. Sin embargo, las enfermedades infecciosas, la obesidad y la diabetes pueden causar un decrecimiento de las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita para combatir a las infecciones.

GETTY IMAGES Ciertas vitaminas y minerales juegan un papel clave en el apoyo al sistema inmunológico.

¿Cuál es el papel de las vitaminas?

La vitamina A es un ácido retinóico que contribuye a la división celular, a la reproducción y al refuerzo inmunológico. Además, es un sintetizador de virus, como los que causan la hepatitis B y la gripe.

El grupo conformado por las vitaminas B son necesarias para el procesamiento de la comida, formación de glóbulos rojos y la utilización de los hidratos de carbono y proteínas. La tiamina B1 es crucial para el desarrollo celular, además de ser una coenzima que fortalece el sistema nervioso e inmune.

La tiamina ayuda precisamente a la eliminación del virus del SARS-CoV-2 si hay suficientes niveles de inmunidad. Por otro lado, la vitamina B2 (riboflavina), es beneficiosa para reducir el riesgo de transfusión y transmisión del covid-19, pues también reduce el patógeno en la sangre de las personas contagiadas.

Publicidad

La vitamina B3 [niacina (ácido nicotínico, ácido pantoténico)] disminuye la inflamación en las personas con covid-19, mientras que la vitamina B6 (piridoxina) tiene un impacto inmune natural. El portal News Medical explica que este nutriente provoca respuestas inmunológicas y ayuda a aliviar los síntomas de la enfermedad respiratoria.

El ácido fólico, o la vitamina B9 sintetiza la proteína y el ADN de la célula, siendo un rol importante para la respuesta inmune adaptativa que controla el covid-19. La última vitamina del grupo es la vitamina B12 (cobalamina/cyanocobalamin), que regula la comunicación de las células inmunes, ayudando a proteger al organismo de infecciones virales y bacterias.

La vitamina C es una de las más populares para el refuerzo inmunológico. Este suplemento combate a las infecciones bacterianas y virales y su aplicación por vía intravenosa reduce la sepsis y el síndrome de señal de socorro respiratoria agudo (ARDS), la condición en la cual los pulmones no pueden suministrar oxígeno a los órganos que lo necesitan.

Varios estudios han demostrado que el consumo de la vitamina D también ayuda a protegerse contra el covid-19. Una investigación de Mayo Clinic evidenció que aquellas personas con deficiencia de esta vitamina eran más propensas a obtener resultados positivos del virus. Esta vitamina se usa además para tratar infecciones agudas de las vías respiratorias (ARTIs).

Publicidad

La vitamina E es fundamental para el fortalecimiento del sistema inmunológico y tiene propiedades antioxidantes que protegen a las células de los radicales libres, que influyen en enfermedades cardíacas. La vitamina K1 ayuda a proteger al organismo de la trombosis, que se presenta cuando un coágulo de sangre se aloja en una vena o arteria. Esta afección es frecuente en pacientes con COVID-19.

¿Cómo funcionan los minerales contra el COVID-19?

Los minerales y macronutrientes también han demostrado tener un impacto positivo en el organismo y en la prevención del covid-19. Estos suplementos no solo refuerzan el sistema inmune, sino que además disminuyen los efectos de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares ocasionadas por el virus.

El contagio de COVID-19 reduce los niveles de sodio y potasio en el cuerpo, provocando riesgos cardiovasculares. El calcio y el fósforo son otros minerales cuyos niveles disminuyen tras el contagio, pero el calcio elimina al virus de las células si se lo consume con frecuencia, por lo que es importante tomar suplementos.

La deficiencia de magnesio en el organismo es un factor de riesgo para varias enfermedades. Este mineral ayuda especialmente a combatir el COVID-19 y sus efectos como la inflamación, el estrés oxidativo y la trombosis, además de ser útil en el tratamiento de estrés postraumático en los sobrevivientes de la enfermedad.

Los suplementos de zinc, cobre, manganeso, y selenio son oligoelementos potentes contra el COVID-19, pues inhiben la réplica viral en las células huésped. (I)