El sueño es muy importante ya que ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado. La cantidad que la persona necesita depende de varios factores, esto incluye edad, estilo de vida, estado de salud y si ha dormido lo suficiente.

Cuando no se duerme lo suficiente, la persona puede sentir cansancio y ver afectado su rendimiento, incluyendo su capacidad de pensar con claridad, reaccionar rápidamente y formar recuerdos. Además, puede llevar al individuo a tomar malas decisiones y ponerse en situaciones de riesgo.

Así también, la privación del sueño puede afectar su estado de ánimo, lo que causa irritabilidad, problemas en sus relaciones, especialmente para niños y adolescentes; depresión o ansiedad. Incluso, no dormir lo suficiente puede aumentar el riesgo de padecer presión arterial alta, enfermedad del corazón, accidente cerebrovascular, enfermedad del riñón, obesidad o diabetes tipo 2.

Dormir seis horas o menos puede aumentar el riesgo de padecer demencia, indica estudio

Seis consejos para poder dormir mejor

Existen diversos factores que pueden interferir en una buena noche de sueño, desde el estrés laboral o las responsabilidades familiares hasta los desafíos inesperados como una enfermedad. Así también, ahora Russell Foster, director de Sleep and Circadian Neuroscience Institute, en la Universidad de Oxford, ha determinado que la razón por la que se duerme mal radica en el simple hecho de establecer en la noche el reloj despertador.

Publicidad

“Si dependes de una alarma para salir de la cama, no estás durmiendo lo suficiente, lo que tiene consecuencias negativas”, aseguró Foster a The Daily Mail. “Cuando usas un despertador, estás produciendo un fuerte impacto en el sistema, provocando que el cuerpo active una respuesta de estrés para despertarte. Esto aumentará tu frecuencia cardíaca y tu presión arterial”, detalla el experto.

Sobre esto, el experto en sueño Neil Stanley explica que confiar en un despertador no solo es malo para el descanso, sino que también hace que el ser humano despierte en el punto incorrecto de su ciclo de sueño, lo que puede tener un efecto negativo en su salud. “El uso de la alarma conlleva a que te despertarás en una etapa de sueño en la que no debes hacerlo”, explica al medio británico.

Durante el sueño, el cerebro pasa por cinco fases diferentes: Etapa 1, 2, 3, 4 y sueño de movimientos oculares rápidos (MOR o REM en inglés). Diferentes cosas ocurren en cada etapa, detalla el portal Medlineplus. La respiración, ritmo cardiaco y temperatura puede ser más rápido o lento en ciertas etapas.

Los trastornos del sueño más comunes: síntomas y causas

¿Comer antes de ir a dormir afecta tu salud y el sueño?

En todo caso, Foster asegura que los seres humanos podemos entrenarnos para conseguir despertarnos sin alarma. “Me digo a mí mismo antes de quedarme dormido a qué hora quiero despertarme, dándome aproximadamente ocho horas de sueño y estableciendo una alarma de ‘emergencia’ media hora después de la hora establecida, por si no me despierto por mi propia voluntad”, indica.

Entre los consejos que el experto de Oxford emite para tener un mejor sueño se encuentran: saber cuánto tiempo necesitas dormir, pueden ser 6, 7 o 9 horas, dependiendo de la persona; planificar cuándo acostarse para cumplir con las horas de sueño que se requieren; mantener una buena higiene de sueño, es decir, evitar los aparatos electrónicos o pantallas en el dormitorio; y nunca repetir la alarma. (I)