Una de las complicaciones de la piel ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos y a menudo son la primera señal visible de diabetes.

Las personas con diabetes tienen niveles de azúcar en la sangre demasiado altos debido a la falta de insulina, o el mal funcionamiento de la insulina en el cuerpo.

Se estima que un tercio de las personas con diabetes experimentan afecciones de la piel relacionadas o influenciadas por la afección, tal como publica Medical News Today.

Por qué aparecen las manchas en la piel y cómo tratarlas

Los mejores resultados para combatir este cuadro se logran con cambios en estilo de vida.

Manchas en la piel que revelan diabetes

Entérese sobre los problemas cutáneos más comunes en los pacientes con diabetes:

Publicidad

  • Dermopatía diabética

Se caracteriza por la aparición de manchas rojizas de entre 0.5 y dos centímetros de diámetro, que con el tiempo se hacen oscuras y forman pequeñas costras. Aun cuando no tienen consecuencias graves y no generan dolor, pueden afectar la autoestima, al localizarse generalmente en rodillas, tobillos, muslos o antebrazos, sobre todo en varones. Sin embargo, se curan cuando se controla la diabetes.

  • Piel amarilla

Es frecuente que la piel de los pacientes con diabetes presente coloración amarillenta en las palmas de las manos y plantas de los pies cuando los niveles de azúcar están por arriba de lo normal, afectando al colágeno, proteína que de manera natural se encuentra en el cuerpo humano, y es la encargada de proporcionar fuerza a huesos, piel, cabello y uñas.

Los pacientes con diabetes o problemas de azúcar en sangre suelen tener la piel amarillenta. Foto: Pexels.
  • Bullosis diabeticorum

Se caracteriza por la aparición espontánea de ampollas sobre la piel sana de antebrazos, piernas, pies y dedos, sin embargo, no genera molestias. En caso de infección, con reposo y la aplicación de antisépticos locales se cura durante un periodo de entre 1 y 4 semanas, según la Clínica Mayo.

  • Necrobiosis lipoídica

Son pápulas (erupciones) pequeñas, de color rojo, que tienden a endurecerse; crecen lentamente hasta bifurcarse unas con otras formando placas de diferentes tamaños, con bordes amarillos y a veces causan comezón. Son más frecuentes en mujeres y se localizan en manos, antebrazos, muslos, abdomen, frente y cuero cabelludo. No existe tratamiento que termine por completo con el problema.

Publicidad

  • Eritema diabético

Se presenta generalmente en personas de edad avanzada. Consiste en la aparición de áreas rojas indoloras bien delimitadas en la parte inferior de las piernas y en los pies. Una variante de este cuadro es la rubeosis diabética, en donde las manchas surgen en la cara y con menos frecuencia en las manos, pero en ningún caso existe tratamiento.

Otro problema asociado es la neuropatía diabética, una complicación en la que los altos niveles de azúcar en sangre dañan los nervios y, en consecuencia, hay pérdida sensorial e impotencia sexual.

Loción para blanquear el rostro con perejil y jengibre

Esta situación aumenta el riesgo de pie diabético, ya la falta de dolor o molestia conduce a que las lesiones, cortes o rasguños en las extremidades se agraven o infecten. (I)