La papaya es una fruta que crece en climas tropicales y, aunque en algún momento fue considerada exótica y poco común, en la actualidad es popular y muy consumida.

Los nutrientes de la papaya vuelven a esta fruta muy beneficiosa para la salud, además que consumirla puede ayudarnos a prevenir una serie de enfermedades.

Esta fruta puede comerse directamente, sin ningún tipo de cocción, pero por su sabor y textura es usada también en una amplia variedad de formas culinarias.

Comer papaya genera diversos beneficios al organismo, aunque hacerlo por la mañana y en ayunas permite que sus propiedades sean mejor aprovechadas. Esta fruta posee más de 30 vitaminas y minerales esenciales, incluyendo la vitamina A, B y C, minerales como el potasio, hierro, calcio y fósforo.

Publicidad

¿Conoces los maravillosos beneficios que genera el comer papaya a diario?

A continuación, algunos de los beneficios de consumir papaya en ayunas, según una publicación de El Universal:

Mejora el aspecto de la piel

Por su alto contenido de vitamina E, C y betacaroteno, esta fruta es ideal para mantener un cutis sano y joven. Sus nutrientes además combaten los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro.

Fortalece las desfensas

Según un estudio publicado en la National Library of Medicine, comer papaya favorece al sistema inmunológico, estimula la regeneración de los tejidos y mantiene un aspecto saludable del cabello.

Los efectos secundarios de comer papaya todos los días

Combate el estreñimiento

La papaya es rica en fibra y agua, lo que mejora el funcionamiento digestivo. Consumirla en las mañanas, picada o en jugo, puede ayudarte a eliminar esta problemática.

Publicidad

Favorece a la visión

Incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina E, C, betacaroteno, como la papaya, previene enfermedades de la visión, en particular la degeneración macular y el glaucoma, se indica en un estudio publicado en en la National Library of Medicine.

Cómo usarlas y los beneficios de comer las semillas de papaya

Beneficia al corazón

En las semillas de la papara encontramos una importante cantidad de vitaminas antioxidantes: A, C, y E, que pueden ayudarnos a evitar enfermedades cardiovasculares. (I)