La esperanza de vida en Japón es una de las más altas del mundo. En 2018 la expectativa de vida en la nación asiática era de 81,25 años para los hombres y de 87,32 años para las mujeres, según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

Los bebés que nacieron en el año 2018 tendrán una probabilidad de vivir hasta los 65 años del 89,5% si son hombres y del 94,5% si son mujeres. Además, el porcentaje de los que vivirán hasta los 90 años es del 26,5% para los hombres y del 50,5% para las mujeres, detalla el portal nippon.com

A la longevidad de los japoneses contribuyen los avances en la medicina, una mayor toma de conciencia de la salud, así como su sana comida tradicional.

El blog Periodista en Japón detalla que el equilibrio nutricional es una de las bases de la gastronomía nipona por muy austera y humilde que sea la comida. El concepto de ichijû sansai (一汁三菜 いちじゅうさんさい) -alegoría a la presentación del menú japonés ‘una sopa y tres platillos’-, es perfecto para mostrar el “aprecio” por la modestia de los habitantes del país asiático.

Para los japoneses el apetito sano es el que proviene del trabajo duro, siendo la glotonería un impulso censurable. Para los habitantes de esta nación, una sopa, un plato de verduras y un bol de arroz o gohan es suficiente para obtener los nutrientes necesarios para rendir durante la ardua jornada laboral.

Marcos Cartagena, escritor español apasionado por la cultura japonesa, elaboró un sistema denominado Hanasaki, que se traduce como “Flor que florece”, donde repasa los nueve pilares japoneses para alcanzar una vida centenaria con sentido.

Estos pilares son:

  • Kaizen: Para lograr las herramientas que nos mantengan en constante evolución.
  • Minimalismo: Para concentrarnos en lo esencial y descartar lo superfluo.
  • Paz interior: Para calmar las aguas de nuestro espíritu y poder vivir así en armonía.
  • Naturaleza: Para reconectar con nuestros orígenes.
  • Salud: Para convertirnos en personas más fuertes y robustas.
  • Relaciones: Para ser capaces de establecer lazos más profundos y duraderos con otras personas.
  • Principios: Para encontrar una luz que nos ilumine en el camino.
  • Ikagai: Para encontrar el sentido de nuestras vidas.
  • Actitud: Para alcanzar todo aquello que nos propongamos y hacer realidad nuestros sueños.

El sistema Hanasaki está contenido en un libro, en el que Cartagena indica que ha tratado de reunir sus vivencias en Japón con las enseñanzas que se transmiten en el sistema. (I)