Ha vuelto con furor. Y es fácil entenderlo, porque la dieta de la sopa, en alguna ocasión llamada ‘sopa milagrosa’ contiene muchos buenos elementos que nutren mientras te ayudan a perder peso.

Es un régimen ideal para bajar de peso, según los especialistas. Recuerda que consumir sopa es una forma indirecta de incorporar más vegetales y legumbres en la alimentación, beneficiando directamente a la salud. Además, se puede hacer sin sentir que estás muriendo de hambre, así lo recoge el portal especializado ARRP.

Esto se debe a que en las sopas, el agua añade volumen y llena el plato, así lo explica Shannon Weston, nutricionista supervisora del programa de nutrición en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Texas, en Houston. “Esa combinación de comida y agua desacelera el vaciado gástrico, lo que aumenta la saciedad y te deja sintiéndote satisfecho”, alega. Sin embargo, la especialista explica que es efectiva siempre y cuando se consuman al menos 1.200 calorías al día para las mujeres o 1.500 para los hombres.

10 usos prácticos del aceite de limón para tu salud

Cómo se hace la dieta de la sopa

Lo aconsejado por los especialistas es ingerir sopa durante el día de forma exclusiva, al menos el primer día, es decir, sin consumir otro alimento, esto se conoce como “ayuno de sopas” o purificación; podrías tomar sopa como un entremés; o podrías tomar sopa en solo una o dos de las comidas.

Publicidad

La dieta de la sopa cuyo ingrediente principal en este caso es la col (repollo), es fácil de hacer. Estos son los ingredientes necesarios para realizar esta dieta básica y simple:

Ingredientes

  • 1 col
  • 2 cebollas perla grandes
  • 2 pimientos verdes o morrones
  • 3 zanahorias
  • 1 tomate grande
  • 1 manojo de apio
  • 3-4 hongos
  • 4-5 dientes de ajo
  • 5-6 tazas de agua o caldo de verduras
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

  • Corta todas las verduras en trozos pequeños.
  • Hervir el caldo en un recipiente grande para sopa.
  • Agrega todos los ingredientes al recipiente y revuelve bien.
  • Tapa el recipiente y déjalo hervir, luego bájalo a fuego medio.
  • Deja que la sopa hierva durante 15 a 20 minutos a fuego lento, hasta que las verduras estén tiernas.
  • Comprueba la sazón al agregar la sal y pimienta. Recuerde no abusar a exceso de sal.
  • Hay dos opciones de tomarla, puedes triturar todos los vegetales, sin cernir o comerla en trozos.
  • Después de estos minutos ya estará lista para disfrutar de su delicioso sabor. Servirla bien caliente.
  • La recomendación es consumir la sopa tantas veces como lo apetezcas, varias veces al día, aún desde el desayuno. Al ser lo único que estarás comiendo mientras más sopa consumas, más peso perderás.
  • Pero no debe durar más de 7 días, porque esta dieta puede debilitar el cuerpo.

Dietas para bajar de peso sin pasar hambre

Qué comer

Primer día. Solo se toma la sopa combinada con alguna fruta baja en azúcar. Se recomienda una fruta con propiedades diuréticas como el melón o la sandía.

Segundo día. Acompaña tu sopa con verduras cocinadas al gusto: al vapor, asadas o a la plancha. Se recomiendan las hortalizas de hoja verde, ricas en nutrientes. Esta vez no podrás comer nada de fruta.

Tercer día. Se toma sopa, además verduras a la plancha o hervidas. A eso se añade una fruta o un jugo de fruta sin azúcar.

Cuarto día. Puedes acompañar tu comida del día, a más de la sopa, con bananos, puedes comer entre 3 y 6 guineos, antes o después del caldo. Si te provoca puedes tomar leche descremada.

Publicidad

Quinto día. Acompañar a la sopa con un buen trozo de proteína, puede ser pollo o carne a la plancha, y ensalada. Es de vital importancia beber mucha agua para contrarrestar la entrada del ácido úrico con las carnes.

Sexto día. Recuperaremos proteínas con carne magra de vacuno o pollo, completar con la sopa y muchos vegetales. Eso sí, nunca frita: puede ser al horno o a la plancha.

Séptimo día. Está dedicado día a limpiar nuestro intestino. Es un día que se permite comer arroz integral, jugos de fruta, verduras cocincadas y la sopa.

Las calorías que debes consumir al día según tu edad si quieres bajar de peso

Alternativa

Otra opción es preparar una variedad de sopas tú mismo. Al respecto, Daw Jackson Blatner, nutricionista y dietista certificada de Chicago y autora de The Flexitarian Diet, explica que la persona que se va a someter a este régimen debe pensar en las sopas como primas de los jugos exprimidos. “Esto está muy abierto a interpretación”, dice. “Estás usando un líquido diferente a una temperatura diferente, pero la idea sigue siendo la misma”.

Esta dieta es beneficiosa porque recoge una serie de alimentos y el líquido da sentido de saciedad. Sin embargo, los especialistas advierten que quienes tienen problemas de salud, como enfermedades cardiacas, diabetes o un mal renal, deben evitarlo. (F)