Especialistas están probando una prenda inteligente impulsada por inteligencia artificial (AI), llamada NeuroSkin, para permitir que una persona discapacitada camine de forma independiente después de un derrame cerebral.

El producto cuesta $ 5.000 al mes y es desarrollado por la empresa francesa Kurage.

Publicidad

NeuroSkin funciona a través de la electroestimulación de los músculos del usuario, controlada por IA.

Publicidad

Equipada con sensores que se ejecutan en modelos de aprendizaje automático, la prenda inteligente puede reproducir movimientos funcionales y ajustar su actividad para que coincida con la forma de andar y el movimiento del usuario.

La prenda inteligente es como una segunda piel, lo que significa que tiene sensores que pueden sentir cómo funciona el cerebro y tiene toda la información sensorial para enviar a un sistema de inteligencia artificial”, dijo a la BBC Rudi Gombauld, director ejecutivo de Kurage.

Julie Lloyd, de 65 años, quien quedó paralizada del lado izquierdo en enero después de un derrame cerebral menor, es parte de una prueba en el Reino Unido de esta herramienta de rehabilitación.

En la prueba, usar NeuroSkin le permitió caminar sobre su pierna paralizada gracias a los electrodos controlados por IA incrustados en el pantalón que estimulaban los músculos de la pierna.

”(Mi pierna) de repente se levantó del suelo y me hizo sentir segura al caminar, y esa es la parte que, sinceramente, no he sentido en absoluto con todo el fisio que he tenido”, le manifestó a BBC esta paciente, quien no podía caminar después de su accidente cerebrovascular. (I)