Una investigación realizada por un equipo internacional de expertos señala que cepillarse los dientes podría reducir el riesgo de enfermarse gravemente de coronavirus.

Los investigadores comenzaron a sospechar que el virus puede extenderse a la sangre después de infectar las encías, luego de notar que varios pacientes no tenían inflamación en sus vías respiratorias pero una infección severa en sus pulmones, se indica en una publicación del diario Daily Mail.

Por lo general, el virus ingresa por la garganta o la nariz y se dirige hacia los pulmones a través del sistema respiratorio. Sin embargo, los científicos identificaron que era posible que la infección pudiera pasar por alto las vías respiratorias e ir directamente a los pulmones después de entrar por las encías.

Esta teoría explicaría por qué una serie de estudios han encontrado que las personas con enfermedad de las encías y una mala higiene dental tienen un mayor riesgo de sufrir COVID-19 grave.

Publicidad

Científicos identifican la proteína que ayuda a la propagación del coronavirus en el organismo humano

Según los investigadores, la “higiene bucal simple”, como cepillarse los dientes dos veces al día, durante al menos dos minutos, y usar enjuague bucal después de las comidas, podría reducir el riesgo de covid grave.

Esta hipótesis, que ha sido respaldada por el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido, se publicó en el Journal of Oral Medicine and Dental Research.

¿Cómo se desarrolló el estudio?

El radiólogo del NHS, Graham Lloyd-Jones, realizó las observaciones iniciales de las tomografías computarizadas de pacientes que padecían enfermedad pulmonar por COVID-19. La información recogida generó una colaboración entre investigadores médicos y dentales del Reino Unido, Estados Unidos y Sudáfrica.

Estos datos ofrecen evidencia que sugiere que el virus ingresa al cuerpo a través de la boca y viaja en el torrente sanguíneo. Hay documentos que señalan que se ha detectado el virus en la saliva y la glándula salival, como prueba de que está presente en la boca durante una infección.

¿Cuál es el uso correcto de la doble mascarilla como medida de seguridad ante el coronavirus?

Otras investigaciones muestran que, en personas con enfermedad de las encías, se han identificado bacterias de la boca circulando en el torrente sanguíneo, lo que sugiere que también es posible que el virus ingrese a la sangre a través de esta ruta.

La enfermedad debilita las células de las encías, lo que, sugieren los expertos, permite que las bacterias de la boca, que son mucho más grandes que los virus, ingresen al sistema circulatorio.

Publicidad

Que el virus ingrese por la boca directamente a los pulmones, por el torrente sanguíneo, podría provocar un cuadro grave de COVID-19, según expertos. Foto: AFP

Para explicar su teoría de que el virus viaja en el torrente sanguíneo, señalaron el daño que el COVID-19 deja alrededor de los vasos sanguíneos de los pulmones. Los coágulos de sangre en este órgano, médicamente llamado inmunotrombosis, sugerían claramente que esa área había sido atacada por el virus.

Los expertos afirman que los coágulos en los pulmones pueden significar que el cuerpo está combatiendo la enfermedad, ya que atrapan el virus en el tejido afectado y detienen su propagación.

Estos son los lugares con mayor riesgo de contagio de COVID-19

Por otro lado, las características claves de la neumonía (paredes pulmonares engrosadas y mucosidad en las vías respiratorias pequeñas) no están presentes en estos casos de covid.

“En resumen, los hallazgos radiológicos no son consistentes con la enfermedad de las vías respiratorias primaria o dominante, sino que son completamente consistentes con una enfermedad de los vasos sanguíneos pulmonares”, aseguran en el estudio.

El COVID-19 y la importancia de la higiene bucal

El profesor Chapple manifiesta que las enfermedades de las encías y las caries facilitan la entrada de bacterias y virus al cuerpo. Desde ahí pueden viajar por el cuerpo a través del torrente sanguíneo, razón por la que muchos pacientes tienen problemas con otros órganos importantes después de un episodio severo de la enfermedad.

La enfermedad de las encías hace que estas tengan fugas, lo que permite que los microorganismos entren en la sangre. Este modelo puede ayudarnos a comprender por qué algunas personas desarrollan la enfermedad pulmonar covid y otras no.

Covid-19: Medicamentos de la hipertensión pueden influir en la rapidez con la que el sistema inmunológico reduce la carga viral

Los investigadores creen que esta información podría cambiar la forma en que manejamos el virus. Una nueva opción podría ser explorar tratamientos baratos o incluso gratuitos dirigidos a la boca.

Chapple sugirió que el uso de enjuagues bucales esterilizantes, para evitar que el virus ingrese al cuerpo a través de las encías, podría reducir el riesgo de covid grave, una teoría que los investigadores han promocionado anteriormente.

Cepillarse los dientes podría reducir el riesgo de covid grave. Imagen: Pexels

“Medidas simples, como un cepillado cuidadoso de los dientes y el cepillado interdental para reducir la acumulación de placa, junto con enjuagues bucales específicos, o incluso enjuagues con agua salada para reducir la inflamación gingival (inflamación de las encías), podrían ayudar a mitigar el desarrollo de enfermedades pulmonares y reducir el riesgo de deterioro a covid severo”, manifiesta Chapple.

“La mejor manera de mantener una buena higiene bucal es cepillarse los dientes a fondo dos veces al día con una pasta dental con fluoruro, antes de acostarse y en otra ocasión”, agregó el profesor Damien Walmsley, de la Asociación Dental Británica.

Cuándo debemos cambiar la mascarilla, qué hacer con la ropa al volver a casa y otras respuestas en época de coronavirus

El equipo de investigación que elaboró el estudio estuvo compuesto por expertos del Hospital del Distrito de Salisbury, de Reino Unido; la Universidad de Birmingham, de Reino Unido; y el Mouth-Body Research Institute, de Los Ángeles (California), y por científicos de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Los especialistas señalaron que aún se requiere mayor investigación para fortalecer esta teoría, por lo que deben emprenderse nuevas investigaciones.

Una buena salud bucal previene otras enfermedades

En muchos casos, las afecciones orales se consideran separadas de otras afecciones crónicas, pero en realidad están relacionadas entre sí. Una mala salud bucal está relacionada con otras enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardíacas. La enfermedad bucal también se asocia con comportamientos de riesgo como el uso de tabaco y el consumo de alimentos y bebidas azucarados, señalan en una publicación los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

La Clínica Mayo en un artículo explica que la boca está repleta de bacterias, en su mayoría inofensivas, pero es el punto de entrada al tracto digestivo y respiratorio. Algunas de estas bacterias pueden causar enfermedades.

Cuidar nuestra salud bucal puede contribuir a la prevención de diversas enfermedades. Imagen: Pexels

Generalmente, las defensas naturales del cuerpo y el buen cuidado de la salud bucal, como el cepillado diario y el uso de hilo dental, mantienen las bacterias bajo control. No obstante, sin una higiene bucal adecuada, las bacterias pueden alcanzar niveles que podrían provocar infecciones bucales, como caries y enfermedades de las encías.

Según la Clínica Mayo, la salud bucal puede contribuir a diversas enfermedades y afecciones, entre estas, endocarditis, una infección del revestimiento interno de las cámaras o válvulas del corazón; enfermedades cardiovasculares; complicaciones del embarazo y el parto; así como también neumonía, ya que ciertas bacterias de la boca pueden introducirse en los pulmones. (I)