Caminar es una de las prácticas más recomendadas a la hora de querer un cambio físico y saludable en tu vida. Pero, ¿has escuchado sobre la caminata griega? Esta práctica te ofrece una combinación entre mente, cuerpo y alma que te aportará distintos beneficios a la hora de querer un cambio en tu rutina de entrenamiento.

Ya sea que desees bajar de peso o mejorar tu salud física y mental, la caminata griega consiste en tener una conexión con la naturaleza, la respiración consciente y la reflexión personal, para ofrecer muchos beneficios a tu cuerpo, según reseñó Saber vivir.

Estos son los beneficios de la creatina más allá del ejercicio físico si la tomas según las indicaciones

Asimismo, esta práctica está inspirada en un método de entrenamiento llamado Tetra, el cual usaban los gladiadores. Ahora que sabes su definición, te explicamos cómo realizar la caminata griega que bastará con que le dediques una hora al día y cuatro días a la semana.

Publicidad

Cómo realizar la caminata griega

Caminar mejora tu salud cardiovascular. Foto: freepik

La caminata griega consiste en cuatro fases (de 15 minutos cada una) que deberás realizar para lograr un ejercicio eficaz, beneficioso y sin riesgo de padecer lesiones. A continuación, te explicamos en qué consisten estas fases y cómo desarrollarlas:

  1. Calentamiento: El calentamiento consiste en preparar el cuerpo antes del entrenamiento, esto aumentará tu temperatura corporal lo que previene que tus músculos se lesionen. Lo primero que debes hacer es elegir un ambiente al aire libre, preferiblemente en medio de la naturaleza. Luego, camina suavemente durante 15 minutos y permítete conectar con tu entorno, llevar una respiración suave y quedarte en silencio.
  2. Actividad aeróbica: Luego del calentamiento, aumenta progresivamente el ritmo de la caminata a un nivel que no te cueste mantener. Si sientes que tu respiración y corazón se están acelerando no pasa nada, pero debes caminar a un ritmo que te permita conversar al mismo tiempo contigo mismo sin que te sientas muy agotado. Realiza este ejercicio durante otros 15 minutos.
  3. Alta intensidad: Esta etapa consiste en lograr intervalos de alta intensidad para desafiar al sistema cardiovascular y mejorar la capacidad anaeróbica. Lo primero que debes hacer es acelerar el ritmo de tu caminata, pero sin trotar ni correr. Luego, mantén este ritmo acelerado hasta que te sientas cansado, disminuye la velocidad, recupera el aliento y retoma la aceleración. Lo recomendable es intercalar entre 5 y 10 intervalos de alta intensidad y reposar durante los siguientes 15 minutos de caminata.
  4. Enfriamiento: Llegamos a la parte final de la caminata griega, que consiste en relajar el cuerpo y reducir la frecuencia cardíaca luego de un duro entrenamiento. Para ello, debes disminuir el ritmo de la caminata progresivamente hasta llegar a la velocidad de la segunda fase, luego disminuye un poco más hasta alcanzar el nivel del calentamiento. Recuerda respirar de manera correcta durante el ejercicio hasta que finalicen los 15 minutos.

La caminata griega es un ejercicio que mejora tu salud cardiovascular y acelera la quema de calorías, lo que te permite bajar de peso y conseguir resultados más rápidos y eficaces que otros tipos de ejercicio.

(I)

Te recomendamos estas noticias