Es necesario consumir los alimentos en cantidades adecuadas para el mantenimiento de las funciones orgánicas, el crecimiento y desarrollo. Si no se reciben las suficientes sustancias nutritivas, se producen problemas como la anemia y la desnutrición; por el otro lado, si se ingieren en exceso se producen alteraciones como la obesidad, la cual tiende a estar asociada a otras afecciones, como la diabetes, hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como FAO (por sus siglas en inglés: Food and Agriculture Organization), indica que la satisfacción de las necesidades de energía y nutrientes, a través de la ingestión de una alimentación sana, adecuada en cantidad y calidad, garantiza la utilización de los nutrientes -como proteínas, carbohidratos, lípidos o grasas, vitaminas y minerales- que intervienen en los procesos de crecimiento y desarrollo así como en la reparación de los tejidos.

Se detalla que durante los primeros seis meses de vida, la lactancia materna exclusiva satisface totalmente los requerimientos nutricionales del niño o niña. Puntualiza que ofrecerle otros alimentos a esta edad, puede tener muchos riesgos que afecten su crecimiento y su salud.

La introducción de alimentos o alimentación complementaria inicia cuando el niño recibe el primer alimento diferente a la leche materna, esto debe suceder a partir de los seis meses de edad y debe terminar cuando el niño se incorpora completamente a la dieta familiar, es decir, cerca de los dos años de edad.

Incluye vitaminas y nutrientes desde el primer año de vida de tu bebé

¿Cómo satisfacer las necesidades nutricionales de los niños?

Qué alimentos introducir en el primer año de vida del bebé

La FAO indica que el individuo en el primer año de vida y el inicio de la adolescencia tienen un crecimiento acelerado y en el caso del inicio de la adolescencia el desarrollo emocional e intelectual también es más rápido, los cuales suelen afectar los hábitos alimentarios.

En cambio, en la etapa preescolar (alrededor de los 4 años) y el inicio de la etapa escolar (a los 6 años), el crecimiento es lento pero continuo y es más notorio su desarrollo cognoscitivo, por lo que la cantidad y calidad de los alimentos, debe ser la necesaria para aportar las sustancias nutritivas que necesitan. (I)

Raciones recomendadas para el preescolar:

AlimentosCantidadFrecuencia
Cereal (arroz, pastas)1 tazaDiaria
Maíz o tortillas1 ½ unidadesDiaria/por tiempo de comida
Pan3 unidadesDiaria
Frijoles1 ½ cucharónDiaria
Papas, yuca o camote1 unidad o trozo pequeñoDiaria
Verduras2 porciones pequeñasDiaria
Frutas2 unidades pequeñasDiaria
Leche o derivados3 tazasDiaria
Queso1 trozo pequeñoDiario
Huevo1 unidadDiario o mínimo 3 veces por semana
Carnes, pescado y mariscos1 trozo pequeño (2 onzas)Diario o mínimo 3 veces por semana
Azúcar5 cucharaditasDiaria
Aceite o grasa3 cucharaditasDiaria

Raciones recomendadas para el escolar:

AlimentosCantidadFrecuencia
Cereal (arroz, pastas)1 tazaDiaria
Maíz o tortillas2 unidadesDiaria/por tiempo de comida
Pan6 unidadesDiaria
Frijoles½ cucharónDiaria
Papas, yuca o camote1 unidad medianaDiaria
Verduras2 porciones medianasDiaria
Frutas2 unidades medianasDiaria
Leche o derivados3 tazasDiaria
Queso1 trozo (1 onza)Diaria
Huevo1 unidadDiaria o mínimo 3 veces por semana
Carnes, pescado y mariscos1 trozo mediano (2 a 2 ½ onzas)Tres veces por semana
Azúcar6 cucharaditasDiaria
Aceite o grasa4 cucharaditasDiaria