Antes de crear un emprendimiento hay varios factores a tomar en cuenta para lograr que sea exitoso. Además del capital, que es una necesidad importante para invertir en un negocio emergente, las personas que se quieran dedicar a manejar un emprendimiento deben poseer habilidades que les permitan llevarlo a cabo.

La mayoría de las veces, los potenciales negocios quedan como ideas o sueños en la mente de las personas, en especial si existen problemas de organización o disciplina. A estas cualidades se las conoce como habilidades blandas y ayudan en la consolidación de un negocio exitoso.

Rolando Pazmiño, Rector del Instituto Tecnoecuatoriano, explica que “todo emprendedor debe conocer cuáles son las habilidades blandas esenciales que necesita y cómo trabajarlas en caso de no tenerlas. De igual manera, y no menos importantes, son los conocimientos técnicos básicos requeridos para abrir un negocio y manejarlo en el tiempo, ya que ambos aspectos se complementan”.

GETTY IMAGES Entre las habilidades más importantes está el liderazgo.

Como las principales hablidades técnicas que se necesita de un emprendedor están cualidades comerciales, visión tecnológica, recursos humanos y capacidad de planificación. ¿Cuáles son las habilidades blandas?

Publicidad

Estas son las habilidades que necesitas para desarrollar un emprendimiento:

Disciplina

El primer paso para crear un negocio o emprendimiento es tener claro el objetivo y la ruta que se desea seguir. La disciplina es lo que se aplica para apegarse al objetivo y enfocarse en él de manera constante. Sin disciplina es fácil desatender las necesidades del proyecto y eventualmente olvidarse de él.

Liderazgo

Un líder no solo da la cara por su equipo, sino que también los guía y motiva para alcanzar las metas. El liderazgo requiere de disciplina y fortaleza mental, de tomar decisiones y hacerlas cumplir.

GETTY IMAGES

Resiliencia

Quien cree que por poseer el conocimiento técnico está listo para manejar un emprendimiento está equivocado. En cada proyecto suelen surgir obstáculos en el camino que se deben a factores externos y alguien debe estar preparado para asumir esos fallos, errores o inconvenientes y resurgir al día siguiente con más fuerza que antes.

Publicidad

Asertividad

El líder del proyecto debe ser asertivo y fomentar esta cualidad entre su equipo. La asertividad es la capacidad de comunicarse con precisión, sin rodeos y sin ofender a los demás. Se requiere de un gran análisis para ser asertivo, específicamente de pensar dos veces antes de actuar o responder.

Inteligencia emocional

Poder controlar las emociones negativas y fomentar las positivas es una gran técnica para las personas que participan o lideran un proyecto. En un ambiente de presión, es inevitable que surjan discusiones entre los miembros del equipo. Es normal, pues todos son humanos. Sin embargo, contar con inteligencia emocional permite entender primero los sentimientos antes de transmitirlos a los demás de una manera incorrecta.