La Reserva Biológica El Cóndor y el Parque Nacional Yacuri son parte de las once áreas protegidas que se incluyeron durante el 2021 y 2022 en la plataforma Smart, usada para registrar actividades ilegales como la tala de árboles y el tráfico de vida silvestre en el país.

Estos controles, desde hace más de un año, también se extienden a las otras nueve áreas: Parque Nacional Podocarpus, Reserva Biológica Cerro Plateado, Área Protegida Autónoma Descentralizada Cordillera Oriental, Reserva Ecológica Cofán Bermejo, Área Ecológica La Bonita, Refugio de Vida Silvestre El Zarza, Reserva Biológica El Quimi, Reserva Ecológica Arenillas y Reserva Ecológica El Ángel.

Estas áreas protegidas se encuentran en provincias como Zamora Chinchipe, Carchi, El Oro, Loja, Sucumbíos y otras.

En total, Smart suma 26 áreas protegidas, según Diana Paredes, coordinadora de la estrategia de áreas protegidas en Wildlife Conservation Society (WCS) Ecuador.

Publicidad

“Smart es una herramienta diseñada para fortalecer el control y vigilancia dentro y fuera de áreas protegidas. Esto permite tener información organizada, tener históricos de información para poder coordinar acciones con otras entidades de control y vigilancia que son parte de los actores locales de las áreas protegidas. Se puede visualizar el esfuerzo de los guardaparques en el campo y planificar de mejor manera”, explica.

Heces fecales en la zona de recarga hídrica, erosión del suelo y contaminación, entre las afectaciones detectadas en los páramos de Bolívar

La plataforma fue desarrollada por WCS, en 2011, en África por nueve organizaciones internacionales. A Ecuador llegó en 2014 y la ejecutaron primero con el Parque Nacional Yasuní. Después, con el Parque Nacional Antisana, Parque Nacional Llanganates, Parque Nacional Cajas, Reserva Ecológica Manglares Cayapas Mataje, Parque Nacional Cotacachi Cayapas, Reserva Marina Galeras San Francisco, Reserva Biológica Limoncocha, Reserva de Producción Faunística Chimborazo, Reserva de Producción Faunística Cuyabeno y Refugio de Vida Silvestre El Pambilar.

Ya en 2020 incorporaron cuatro áreas a la plataforma: Parque Nacional Cayambe-Coca, Parque Nacional Machalilla, Reserva Marina Cantagallo y Parque Nacional Sangay.

La información generada en Smart es desarrollada por el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica y WCS da asesoramiento sobre su uso. Al momento han capacitado a 200 guardaparques dentro de las 26 áreas protegidas.

Publicidad

Los datos almacenados van enmarcados en el control y vigilancia respecto a la tala ilegal de árboles, tala selectiva, tráfico de vida silvestre y hasta cacería ilegal. “También puede haber alertas iniciales para algunos temas que no los abordan directamente como áreas protegidas, pero sí están involucrados, como la minería ilegal”, señala Paredes.

Más casos de fauna afectada por el tráfico de especies, incendios y tala durante la pandemia en Ecuador

Durante el 2021 se lograron 897 rescates y decomisos de especies de fauna silvestre a nivel nacional, según el Ministerio del Ambiente.

A nivel mundial, la amenaza del tráfico de especies sigue siendo significativa, según el informe sobre los delitos contra la vida silvestre y los bosques 2020 presentado por las Oficinas de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, sus siglas en inglés). Alude el tráfico de algunas especies como pangolines, aves, tortugas, tigres, osos y otras.

“Los crímenes contra la vida silvestre afectan a todos los países por sus repercusiones en la diversidad biológica, la salud humana, la seguridad y el desarrollo socioeconómico. Detener el tráfico de especies es un paso crucial para proteger la diversidad biológica”, cita.

Aumenta el interés por carreras medioambientales en Ecuador; docentes afirman que esta rama tiene alta demanda en el mercado laboral

Paredes indica que en Ecuador los datos de patrullajes de los guardaparques se visualizan en Smart. “Luego pasa ciertos niveles de gestión a superiores para tener una base de datos a nivel país”, agrega. (I)